Viviendas de obra nueva

Es posible que en alguna que otra ocasión te hayas llegado a preguntar ¿qué es mejor?, ¿una vivienda que sea de obra nueva o directamente adquirir una casa de segunda mano?

Pues no te preocupes porque no vas a ser el primero ni el último que lo pregunte ya que muchos compradores se llegan a hacer dicha pregunta mucho antes de llegar a realizar una inversión bastante grande.

Pues tienes que saber que la respuesta va a depender de los intereses de forma particular que tenga cada persona aunque es cierto que las viviendas que son de obra nueva suelen ofrecer ventajas que las viviendas de segunda mano no logran ofrecer.

Ventajas de las viviendas de obra nueva

Es preciso que se tenga en cuenta que el hecho de comprar obra nueva va a implicar un buen desembolso aunque también tiene muchas ventajas que a continuación se van a exponer:

  • Según Geneo, se encuentran listas para ser ocupadas: en aquellas viviendas que son de nueva construcción no resulta necesario llevar a cabo ningún tipo de reforma ya que se puede encontrar a vivir directamente.
  • Es posible personalizarlas: en ciertos casos, los promotores suelen permitir que los compradores lleguen a realizar ciertos cambios en el proceso de construcción con el fin de poder adaptar la vivienda a las preferencias del cliente.
  • Cuentan con mayores posibilidades de elección: piensa que en obra nueva existe la posibilidad de poder elegir planta además de orientación o de distribución.
  • Tiene incentivos fiscales: hay deducciones autonómicas para poder adquirir la primera vivienda que se encuentre destinada a residencia de forma habitual en el caso de que el inmueble en cuestión sea de nueva construcción.
  • Eficiencia energética: piensa que la obra nueva tiene que cumplir aquello que se encuentra establecido en el Código Técnico de la Edificación. Es decir, hay que tener en cuenta una serie de aspectos como pueden ser el buen aislamiento o el uso de ciertas fuentes de energía que son renovables y que contribuyen a que se llegue a optimizar el consumo además de que provoca una rebaja en lo que respecta a la factura energética.
  • Se encuentran mejor adaptadas a la vida moderna: piensa que la obra nueva se ha diseñado teniendo en cuenta todas las necesidades además de las preferencias que tienen los compradores.
  • Garantías: la normativa obliga totalmente a que la nueva construcción tenga seguros que lleguen a cubrir cualquier tipo de deficiencia constructiva.

Información relevante de las viviendas de obra nueva

Hay que tener en cuenta que las viviendas que son de obra nueva van a resultar de mayor precio ya que, por regla general, el precio de aquellos inmuebles que son de construcción nueva va a ser siempre mayor que cualquier vivienda que sea de segunda mano y tampoco se puede negociar.

Si tienes en cuenta la información dada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana comentan que durante el tercero trimestre del año 2021 el metro cuadrado de aquellas viviendas que contaban con menos de 5 años, que se suelen considerar de obra nueva, ha sido de un 17% más caro que cualquier otro inmueble que sea antiguo.

Además de esto es necesario que se sepa que la entrada a este tipo de viviendas no suele ser inmediata ya que en el caso de que se llegue a comprar sobre plano, el comprador tiene que esperar hasta que se encuentre totalmente construida con el fin de poder entrar a vivir.

Esto en ciertas ocasiones suele generar bastante más gasto para la persona que adquiere la vivienda ya que tiene que abonar una serie de cuotas referente a la nueva casa además del pago del inmueble en el cual reside.

¿Qué se puede decir con respecto a los impuestos de las viviendas de obra nueva?

Se deben de tener en cuenta los impuestos de las viviendas que son de obra nueva mucho antes de que el futuro comprador se llegue a decantar por un tipo de inmueble u otro.

Si se trata de una vivienda que es de obra nueva, el comprador tiene que tener claro que va a tener que abonar el impuesto sobre el valor añadido, es decir, el IVA, que sería de un 10% sobre el precio final de venta.

Tiene que hacer frente el comprador al impuesto sobre actos jurídicos documentados o AJD que va a variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentre dicha vivienda.

Con respecto al tema hipotecas se podría decir que, en este sentido, las entidades bancarias no hacen ningún tipo de distinción entre una vivienda que es nueva y una vivienda que es de segunda mano pero tienen en cuenta el valor de tasación además de las características de la persona contratante.

 

 

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

La moda infantil española ya iguala los datos previos a la pandemia

La imagen es una de las cuestiones que más valoramos en los momentos en los que nos encontramos. Y también…

Ventajas de la serigrafía digital en vidrio

En este artículo vamos a hablar de las importantes ventajas de la serigrafía digital en vidrio, que es un arte…

Preparar una oposición: en vivo o en diferido

Después del parón pandémico que repercutió notablemente en el mercado laboral y afectó por igual a las convocatorias de empleo…