El vino, un producto de moda en el mundo ‘online’

Siempre ha sido uno de los productos estrella de nuestra gastronomía, pero muchas veces solemos pensar que es tan habitual tenerlo a nuestro lado que no le damos la importancia que merece. Hablamos de un producto como el vino, que se ha ido convirtiendo, con el paso de los siglos, en una verdadera seña de identidad española por méritos propios. Desde luego, el número de aficionados y aficionadas al vino en nuestro país así lo hace saber. Y es que pocas bebidas tienen la capacidad de hacer disfrutar tanto de un sabor tan intenso y tan romántico como el del vino.

Una de las cuestiones que vienen mercando al mercado del vino en los últimos es que cada vez más personas apuestan por adquirirlo de una manera online. No es para menos. Los supermercados suelen siempre apostar por el mismo tipo de vinos, dejando de lado, quizá, otras marcas o variedades que pueden ser del agrado de muchas personas. Por eso se ha disparado la búsqueda de vinos a través de la red. Y lo cierto es que este método ha sido muy importante a la hora de que cada cual adquiera el caldo que precisamente está buscando.

Fijaos en lo que apunta una noticia que os enlazamos a continuación y que procede del portal web especializado Vinetur. El consumidor de vino online gasta más de 600 euros al año en este tipo de bebida. Se trata de un desembolso que es realmente importante y que deja claro que quienes se dedican a la búsqueda de marcas y variedades de vino a través de una pantalla son verdaderos fans de este producto. Esto habla muy bien acerca de las posibilidades de crecimiento que tiene el vino en el interior de nuestras fronteras, algo que no dudan desde el sector vinícola nacional.

Hemos querido saber, al propósito de lo que venimos comentando, cómo es el perfil del comprador de vino online en el interior de nuestras fronteras. Una de las claves es que el 86% de las personas que lo hacen son hombres, mientras que, en lo que respecta a las edades, es el grupo de entre 30 y 45 años el más numeroso con un 45% del target total. Los millenials, por cierto, son tan solo un 4% de ese target, lo que deja claro que, por otra parte, hace falta impulsar la demanda de vino entre los jóvenes para que el producto tenga futuro.

Ese mismo estudio también hace referencia a las regiones donde se compra más vino online. El 27% de esas compras tienen su destino en la Comunidad de Madrid, mientras que la provincia de Barcelona, que es la segunda clasificada, dispone de un 12% del total. Valencia y Alicante, con un 11%, pelean por la tercera plaza. Lo que está claro es que el vino es algo que gusta en todos los lugares de nuestra geografía y que va a seguir caminando por estas tesituras durante muchos años más.

Comprar vino por Internet es algo que se ha puesto de moda en los últimos años en España. Eso lo saben bien los profesionales de Bocopa, una de las bodegas de nuestro país cuyos profesionales han venido experimentando un repunte en lo que tiene que ver con la demanda de vino por parte de sus clientes. Se trata de una tendencia que se viene encontrando al alza y que todavía tiene un margen de mejora y crecimiento de lo más interesante, según lo que nos han comentado estos trabajadores. De hecho, muchos expertos apuntan que la demanda online es una de las cuestiones que va a permitir que este producto siga siendo una de las referencias en la gastronomía española del futuro.

Un producto que genera beneficios… y un buen volumen de empleo

Hay muchas personas que se dedican a algún tipo de actividad relacionada de algún modo con la producción o venta del vino en el interior de nuestras fronteras. Es algo que ha venido siendo habitual a lo largo de las décadas, pero que se ha mantenido vigente en nuestro país hasta nuestros días. Desde luego, estamos hablando de uno de los mercados más interesantes en España y precisamente por ese motivo hay que mantenerlo. Y es que se cuentan por miles los profesionales que tienen acomodo en este sector, desde aquellos que trabajan en bodegas y cooperativas hasta aquellas personas que, todos los meses de septiembre, dedican su tiempo a la vendimia.

Estamos seguros de que el vino va a mantenerse como uno de los puntales fuertes de la gastronomía española para los próximos años y décadas. Somos uno de los países de referencia en todo el mundo en lo que se refiere a la producción y calidad de vinos. Hasta en lugares como Estados Unidos o China se degustan nuestros mejores caldos. Y ese es un valor que no nos podemos permitir el lujo de perder. Es algo que debemos tener claro.

Abrir una tienda online: todo lo que debes saber

El comercio electrónico está al alza, lo que lleva a muchas personas a plantearse abrir una tienda online. Muchos empresarios tienen una tienda física y quieren vender sus productos o servicios a través de la red, para poder maximizar y diversificar las ventas. Pero cada vez son más las personas, que sin tener un establecimiento físico, quieren abrir una tienda online, bien para conseguir ingresos extra o como forma de ganarse la vida. 

Pues en este artículo vamos a hablar de todos los aspectos que hay que tener en cuenta para comenzar un negocio electrónico. Porque no es tan fácil como lo pintan. 

· Aspectos legales a tener en cuenta antes de nada 

Antes de plantearte abrir una tienda online debes saber que tienes que ser autónomo o empresa. Los expertos recomiendan apostar por una Sociedad Limitada (S.L) por la responsabilidad civil y que en el caso de deudas no se corresponde con el patrimonio de los socios. 

Pero este es el primer punto importante a tener en cuenta, no puedes abrir una tienda online sin ser autónomo o empresa. Por supuesto, también deberás atender otras cuestiones legales como que la página web de la tienda online debe cumplir la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

· ¿Qué quieres vender?

Después, deberás tener claro qué es lo que quieres vender, ya sea un producto o servicio. Y deberías hacer un estudio de mercado antes de apostar a ciegas por la creación de la tienda. Vamos, analizar si existe mucha competencia, cuál es tu público objetivo, si existe demanda real de los productos o servicios que venderías. 

Este es uno de los pilares básicos a tener en cuenta antes de crear una empresa. Pero también en el caso de los comercios electrónicos, porque a pesar de que la inversión necesaria en muchos casos sea muy baja hay que estar seguros de que el negocio podría tener viabilidad. 

· ¿Dónde encuentro los productos para mi tienda online?

Si ya tienes claro qué es lo que quieres vender, puede que te hagas la siguiente pregunta ¿dónde encuentro los productos? O no, puede que seas un artesano o fabriques tú mismo los productos que quieres vender, en ese caso pasa al siguiente apartado. 

Sin embargo, si te haces esa pregunta sigue leyendo porque te vamos a dar las principales maneras para encontrar productos o artículos para tu tienda online. 

Una opción es comprar directamente al mayorista o a un distribuidor. Así podrás vender productos que ya cuentan con una reputación, al poder apostar por comprar marcas conocidas para tu tienda online. O si apuestas por marcas desconocidas, al menos, te evitarás el proceso de fabricación. El margen de ganancias puede ser bastante alto y la inversión suele ser baja. No obstante, hay que tener en cuenta que tú serás un intermediario y que puede que otras tiendas online ya estén vendiendo los mismos productos o que las propias marcas que tú tienes en catálogo cuenten con su propia tienda online. 

Otra opción es comprar productos de stock al por mayor a empresas especializadas. Para conocer mejor este concepto hemos hablado con la empresa Liquistocks, que nos ha contado cómo trabajan. “Somos una empresa de compra y venta de liquidaciones de stock al por mayor. Ofrecemos grandes lotes de productos a precios muy competitivos que conseguimos en subastas, embargos, cierres de empresas, juzgados mercantiles y liquidaciones concursales. Nuestros clientes son comerciantes, almacenistas, distribuidores y mayoristas”, indican desde Liquistocks. Por lo que apostar por este tipo de empresas puede ser una gran opción para conseguir grandes lotes de productos a un gran precio, lo que aumentará el porcentaje de ganancias. 

· Busca la diferenciación 

Hoy en día hay tiendas online de prácticamente cualquier cosa. Hay miles de tiendas online de moda, comercio electrónicos de productos y artículos de hogar, tiendas en las que se pueden comprar artículos para sectores especializados…. Y también las principales marcas, tiendas y supermercados tienen su propia tienda online. 

Si vas a comenzar desde cero, será bastante complicado competir con tiendas o marcas conocidas o que ya cuentan con años de actividad. Es por ello que es necesario buscar la diferenciación. Existen diferentes formas para diferenciarse de la competencia, las principales son a través del producto y del precio. Vamos, vender productos únicos que sean difíciles de encontrar en otros negocios o que los precios de tu comercio sean mucho más competitivos que los de la competencia. También puedes ofrecer ventajas especiales a tus clientes o labrar una buena imagen de marca, lo cual requiere bastante tiempo o esfuerzo. Pero en Internet quizá la forma de diferenciación más eficaz sea la del precio, porque si una persona está buscando comprar un artículo específico y quiere comprarlo por Internet, con una simple búsqueda en Google le aparecerán distintas tiendas donde puede adquirirlo. ¿Y cuál elegirá? Pues probablemente, o la más barata o si el precio es similar, la tienda que conozca o tenga mejor reputación. 

En cualquier caso, debes encontrar la forma de diferenciación de tu negocio online para poder captar clientes. 

· Creación de la tienda online 

Una vez creada la empresa, estudiado el mercado, teniendo claro qué es lo que ofreces y cómo lo quieres vender ya podrías crear la tienda online. Lo mejor es contratar a un experto que se encargará de crear la página web lo mejor posible y no suele ser caro, desde 500 euros ya puedes conseguir una tienda online muy básica. Aunque el precio estándar suele rondar los 800 euros o 1.000 euros para conseguir un comercio electrónico decente. Por supuesto, que si tienes los conocimientos necesarios para crear el portal puedes crearlo tú mismo y así te ahorrarás la mano de obra. 

En cualquier caso, tendrás que elegir un dominio, que se asocie a tu nombre de marca. Y contratar un servicio de hosting o alojamiento web. 

· Tendrás que buscar una empresa de mensajería o transporte 

Si vas a vender productos o artículos en tu comercio electrónico tendrás que buscar una empresa de mensajería o transporte con la que enviar los paquetes a los clientes. Es un aspecto muy importante, ya que si la empresa de transporte falla, repercutirá negativamente a tu tienda online. 

Deberías comparar precios y planes de las diferentes empresas de transporte que hay en España. Estudiar cómo podrías hacer las devoluciones o si te compensa que tus productos lleguen a Canarias y Baleares, o deberías poner un suplemento (ya que suele ser bastante más caro enviar a las islas paquetes). Hay que estudiar muchos aspectos para escoger la empresa de transporte que mejor se adapte a tus necesidades. 

· Métodos de pago y pasarela de pago

Otro aspecto muy importante para cualquier ecommerce son los métodos de pago que ofrece a los clientes para realizar las compras, así como la pasarela de pago. La mejor opción es estudiar los planes que dan las diferentes entidades bancarias y escoger la  pasarela de pago más económica, ya que los bancos por las transacciones se llevan una comisión. Además, también puedes ofrecer otros métodos de pago específicos para la red como son PayPal, Skrill, Payoneer o incluso por Bizum. 

· Campañas de publicidad online 

Para que tu tienda online llegue a mayor público sería conveniente, especialmente al principio, realizar campañas de publicidad online. Existen multitud de campañas diferentes, pero las principales acciones de marketing digital que deberías hacer son las siguientes.

· Presencia en redes sociales y anuncios en Facebook e Instagram. Es prácticamente imprescindible para un ecommerce tener presencia en las redes sociales para mostrar sus productos o servicios, llegar al mayor público posible y crear comunidad en la red. Y en las redes sociales también puedes realizar campañas de publicidad con las que con un presupuesto muy bajo podrás llegar a clientes potenciales, realmente interesados en tus productos. Y es que en los anuncios de redes se puede segmentar el público. Es decir, que si tienes una tienda online de ropa de bebé puedes hacer que tu anuncio le aparezca a mujeres que son madres. 

· Posicionamiento SEO: en tu página web deberías apostar por el posicionamiento SEO, es decir la optimización de la tienda en los motores búsqueda. Esto te permitirá que tu web aparezca en los principales resultados de búsqueda cuando los usuarios busquen palabras clave relacionadas con tu ecommerce.

· Campañas de email marketing: deberías crear campañas por correo electrónico para ocasiones especiales. Por ejemplo, en rebajas crear un email que enviarás a todos tus clientes (que hayan aceptado recibir información comercial previamente) mostrando los descuentos que ofreces. Las campañas de email marketing tienen muy buenos resultados y no deberías desaprovechar esta forma de conseguir ventas. 

Estas son las cuestiones básicas que hay que tener en cuenta en la creación de una tienda online. Por supuesto, en función de los productos o servicios que ofrezcas deberás atender cuestiones más específicas. Por ejemplo, si vendes vino o alcohol deberías poner un formulario de acceso a la web para que solo puedan entrar personas mayores de 18 años. Esto es tan solo un ejemplo que demuestra que en función del producto hay que tener en cuenta unas cuestiones particulares.