Disfruta de unas vacaciones al menor precio posible

A todos nos gusta de vez en cuando disfrutar de unas buenas vacaciones para desconectar de la rutina y descubrir lugares nuevos. Sin embargo, en muchas ocasiones el único impedimento es el dinero. Y es que la verdad que viajar no es nada barato, ya que hay que tener en cuenta los gastos de desplazamiento, el precio del alojamiento, la comida durante la estancia y también otros pequeños gastos como entradas a museos o monumentos y antojos que seguro que se producen durante el viaje como un helado o un souvenir de recuerdo.

Por ello, como el dinero es lo que frena a muchos para disfrutar de unas vacaciones en este artículo te vamos a dar algunas ideas para viajar de forma barata, tanto de alojamiento como en transporte o incluso comida o tours.

  • Aprovecha las aplicaciones de transporte compartido

Si estás pensando en viajar a otra ciudad puede que las opciones más normales sean avión para largas distancias y el tren, coche o autobús para medias distancias o incluso cortas. No obstante, los vuelos suelen ser bastante caros, especialmente si se coge sin antelación, pero en muchos casos es el único medio de transporte viable a algunos destinos.

Si están planteando viajar en tren existen algunas formas de ahorrar, como compartir mesa en el AVE. Sin embargo, el tren es un transporte muy caro.

Por lo que si quiere ahorrar al máximo en transporte puede que la mejor opción sea la del coche, especialmente si se va a viajar acompañado, ya que se puede compartir los gastos de gasolina. Pero si quieres viajar de la forma más barata posible puedes aprovechar las aplicaciones de transporte compartido como BlaBlaCar. Puedes buscar si algún piloto va a realizar un viaje desde tu ciudad a tu destino en la fecha que tú quieres. Pero también si vas a realizar el viaje en tu coche puedes incluir tu viaje en la aplicación para que otras personas puedan viajar contigo. Así podrás reducir al máximo los gastos de transporte.

  • Los apartamentos vacaciones son la mejor opción para viajes en grupo

Si vas a viajar con amigos o familiares te recomendamos olvidarte de los hoteles y optar por los apartamentos vacaciones. Es la opción más barata. Y es que este tipo de alojamientos turísticos a pesar de tener un alto precio si se piensa en los gastos por persona se reduce bastante. Por ejemplo, hemos consultado los precios de un apartamento para 6 personas en Denia durante 14 noches del mes de junio sale por 1.700 euros. Por lo que la noche por persona ronda los 20 euros. Este precio es impensable en ningún hotel.

Además, actualmente los apartamentos vacacionales cuentan con todas las comodidades. “La mayoría de apartamentos vacaciones de nuestro catálogo cuentan con piscina, algunos propia, pero normalmente es una piscina comunitaria que los huéspedes pueden disfrutar sin problemas. También la mayoría disponen de aire acondicionado para no pasar calor en el apartamento. Así como todos están equipados con todos los electrodomésticos necesarios para la estancia”, indican desde la Inmobiliaria Romer Playa, que ofrece apartamentos vacaciones en Denia.

El único inconveniente de los apartamentos vacacionales es que hay que realizar las tareas domésticas como limpieza o cocina. Pero también ofrecen la posibilidad de disfrutar de los acompañantes del viaje al máximo, ya que estarán juntos durante todo el día.

  • Disfruta de comida de calidad al menor precio

Cuando se está de vacaciones a todos nos gusta comer fuera, es decir, darnos algunos lujos y comer en restaurantes. Y debes saber que existen algunas aplicaciones con las que podrás disfrutar de esta comida al menor precio posible. Por supuesto, si utilizas aplicaciones de comida a domicilio sabrás que debido a promociones y descuentos suele salir mucho más barato pedir a través de ellas que comer en el propio restaurante. Por lo que esa es nuestra primera recomendación, pedir a través de aplicaciones de comida a domicilio.

Otra opción sobre comida para disfrutar en casa es To Good To Go, esta aplicación tiene el objetivo de evitar el desperdicio de alimentos. Así, establecimientos de todo tipo como panaderías, carnicerías, fruterías o restaurantes elaboran packs especiales antes del cierre del negocio que venden a un módico precio a través de la aplicación. Se trata de comida que al día siguiente ya no podrán vender pero que se encuentra en óptimas condiciones para disfrutar. Y en el caso de restaurantes puedes encontrar auténticas gangas como packs de 24 piezas de sushi por 2 euros. El único inconveniente es que tienes que reservar los packs y acudir al establecimiento en el horario indicado. Además, los packs son sorpresa, por lo que hasta que no los recojas no sabrás que incluye. Pero es una manera interesante de degustar comida de calidad a un módico precio y al mismo tiempo estarás realizando una acción sostenible al evitar el desperdicio alimentario.

Pero si te gusta comer en los propios restaurantes puedes aprovechar webs como Groupon o El Tenedor. Por ejemplo, en Groupon muchos restaurantes ofertan menús por un precio mucho más bajo al habitual y hay establecimientos de todo tipo, desde comida rápida, italiana o india. Mientras que en El Tenedor si reservas mesa en un restaurante a través de su web te suelen aplicar descuentos que pueden alcanzar hasta el 70%.

  • Descubre el destino con free tours

Si vas a visitar un nuevo destino seguro que querrás descubrir la ciudad. Por supuesto, que puedes descubrirla tú mismo, pero si quieres meterte de lleno en el destino y aprender su historia y cultura lo mejor es contratar un guía. Y para ahorrar en este aspecto te recomendamos optar por un free tour. Cualquier ciudad turística contará con varios especialistas que ofrecerán este tipo de servicios. Y lo mejor es que conocerás la ciudad de las manos de un local que te explicará la historia de la ciudad, anécdotas o la riqueza de cada monumento. Y a un buen precio, ya que normalmente en los free tours tan solo hay que pagar la voluntad.

Esperamos que estas ideas te ayuden ahorrar en tu próximo viaje. Como habrás visto son ideas de diferentes ámbitos como transporte, alojamiento, comida o turismo. Pero es que todos estos elementos conforman los gastos de cualquier viaje y si quieres viajar de forma barata tendrás que recudir todas estas partidas.

Disfrazarse: una tradición que no hemos perdido ni siquiera durante la pandemia

Disfrutar de nuestro tiempo de ocio es la mejor manera de ser felices. Esto es algo que todos y todas damos por sabido y que consideramos básico para entender la vida moderna. Todo lo que hacemos, ya sea en materia laboral o personal, lo hacemos con el firme objetivo de conseguir una mejora económica que nos pueda proporcionar más ventajas o posibilidades para disfrutar de nuestro tiempo libre. Y, aunque muchas veces no es fácil ser feliz incluso estando fuera del trabajo, lo cierto es que podemos decir que hay mucha gente que sí lo es. Menos mal.

Hay muchas maneras de ser feliz en esta vida. Y cada una variará en función de los gustos de cada cual. Pero sí que es cierto que hay maneras que parecen más compartidas a la hora de conseguir este objetivo. Una de ellas es la que tiene que ver con disfrazarse. Tanto es así que ya hay muchas personas que aprovechan cualquier excusa para hacerlo. No hace falta que sea Carnaval o Halloween. Prácticamente vale con que nos encontremos celebrando un cumpleaños. ¿No es genial? A muchas personas sí que se lo parece.

Una noticia que fue publicada en la página web oficial de El Español, en concreto perteneciente a su sección Crónica Global, indicaba cuáles son los motivos por los que se disfraza la gente. Se apunta en dicha noticia que, en un principio, se utilizaba el disfraz para pasar desapercibido entre la gente mientras se cometían todo tipo de desmadres. Con el paso de los años, hubo otros motivos por los cuales se empezó a disfrazar la gente: por miedo o por honor a los muertos. La verdad es que disfrazarse empezó a ser algo muy habitual antes incluso de que empezara a realizarse por una simple cuestión de ocio.

Otra página web, en este caso la de la RACE, indicaba algunos asuntos relativos a la tradición de los carnavales en un país como el nuestro. Lo que es evidente es que el origen de un asunto como este es algo que se remonta a muchos años atrás y que, desde luego, va a seguir siendo algo inherente a la propia cultura española durante muchos años más. Por algo tenemos algunos de los carnavales más representativos de todo el mundo (Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife o Cádiz, entre otros muchos).

Cada vez son más las personas que, con el fin de disfrutar de su tiempo de ocio, deciden disfrazarse. Ha sido una constante incluso durante los meses más duros de la pandemia. La gente ama disfrazarse en España y eso es algo que, a pesar de las circunstancias, no ha caído en el ostracismo según nos han indicado desde Ideal Fiestas. Además, es algo que se ha mantenido tanto en adultos como en niños. Desde luego, hablamos de una de las mejores maneras de garantizar nuestra felicidad incluso a pesar de las circunstancias tan excepcionales y tan extrañas que nos rodean.

Una manera de combatir las penas

Más allá de todo lo que tiene que ver con los beneficios sociales que tiene para los niños y niñas disfrazarse, esta es una de las mejores maneras de seguir manteniendo la felicidad y la alegría a pesar de que sigue sin haber muchos motivos para hacerlo. Estamos en un momento difícil y que, en efecto, requiere de nuestras mejores formas para combatir los problemas. Disfrazarse es un método que está recomendado por parte de todos los psicólogos y expertos en pedagogía para superar una situación tan difícil como la que venimos pasando.

Durante el Halloween del año pasado y el Carnaval de este año, que ya han estado caracterizados por la pandemia del coronavirus, hemos podido ver cómo ha habido muchas reuniones virtuales en las que personas de todo tipo se han seguido disfrazando. Esta es una de las mejores noticias que hemos podido recibir en los últimos meses, porque desde luego nos indica que el ser humano sigue buscando (y encontrando) maneras para disfrutar incluso en las peores circunstancias, circunstancias en las que nadie hubiera esperado encontrarse hasta hace tan solo unos meses.

Queda poco para que toda esta pesadilla desaparezca por siempre de nuestras vidas. Por suerte, hemos encontrado rápidamente una vacuna que ya está causando buenos efectos en nuestra sociedad. Por lo tanto, podemos asegurar que, de aquí a unos meses, serán prácticamente todas las personas las que estén vacunadas y que, por ende, estén a salvo de todo lo que tiene que ver con el virus. Es lo que estamos deseando: volver a salir, volver a disfrazarnos con los nuestros, pero sin la necesidad de que haya una pantalla delante. Sería la mejor de las noticias para todos y cada uno de nosotros.

Aumenta la celebración de despedidas canceladas a causa del coronavirus

A estas alturas de la película, a nadie le sorprende que digamos que estamos sujetos a todo lo que pase con la pandemia de coronavirus que ya ha cumplido más de un año con nosotros. Nada es igual a cuando, durante los dos primeros meses del año pasado, todavía no nos había afectado una enfermedad que ha terminado siendo la más peligrosa de los últimos 100 años y que todavía, por desgracia, sigue amenazándonos y destruyendo muchas vidas a nuestro alrededor. La verdad es que es difícil asimilar todo lo que ha pasado, pero no nos queda más remedio.

¿Y qué hay del ocio? Estaremos de acuerdo al afirmar que este ha sido uno de los asuntos que más perjudicado ha resultado de todo esto. Los eventos de masas relacionados con la música, con el deporte, con la cultura… se han suspendido y han obligado a mucha gente a seguirlos, si es que existían, desde casa. Desde luego, esto nos ha jugado una mala pasada sobre todo en lo que tiene que ver con nuestro estado anímico. Pero esperamos que, poco a poco, podamos volver a recuperar todo lo que hemos perdido en estos meses tan duros para todos y todas.

Imaginaos todo lo que ha supuesto para una pareja que iba a casarse el hecho de que una pandemia haya afectado a todo el mundo. Seguro que tenéis un caso cercano, si es que no sois vosotros mismos los que habéis sufrido en vuestras carnes este tema. Ni que decir tiene que la suspensión ha provocado que se haya perdido dinero puesto que el restaurante, los trajes, los vestidos y los diferentes microeventos convocados para la celebración no pudieron lucirse de ninguna de las maneras. La verdad es que estamos hablando de una situación que puede provocar desdicha incluso a las personas más duras.

Un pequeño reportaje de la revista Vogue pone voz a alguna de las novias que habían sufrido en sus propias carnes una situación como de la que venimos hablando. Si algo hay común a todas ellas, es ese desánimo que se produjo en el momento en el que se ordenó el confinamiento domiciliario. Eso sí, todas ellas estaban comprometidas con la necesidad de quedarse en casa para luchar contra la pandemia, algo que, en su día, dio efecto para luchar contra la primera ola. La boda ya se celebraría más adelante.

Una noticia publicada en la página web de RTVE el 13 de marzo del año pasado indicaba que todas las bodas de las dos semanas siguientes se habían suspendido. La realidad, al final, fue bien distinta porque se suspendieron todas las bodas de marzo, de abril y de mayo. En junio, con el fin del Estado de Alarma, empezó a revitalizarse el sector, pero hemos vuelto a sufrir todo tipo de restricciones y malas noticias, así que estamos en un momento realmente complicado todavía para todo lo que está relacionado con las bodas en nuestro país.

¡Vamos a ser optimistas!

El coronavirus terminará convirtiéndose en algo con poco peligro para el ser humano en cuanto la vacuna llegue a todas las personas que conforman nuestra sociedad. Por eso, podemos empezar a pensar en recuperar nuestra vida anterior y retomar todos los tipos de ocio. Los profesionales de Hot Despedidas lo saben bien. Nos han comentado que las personas que quedaron pendientes de celebrar una despedida de soltero o soltera en Alicante tienen previsto celebrarla en cuanto sea posible y que la cancelación definitiva no pasa por su cabeza ni siquiera como una opción secundaria. La verdad es que siempre es alegre encontrarse con personas que desean mantener el optimismo por encima de todo.

Está claro que necesitamos seguir siendo responsables con la situación que todavía tenemos sobre nuestros hombros. Pero estamos seguros de que, más pronto que tarde, vamos a conseguir superar esta adversidad y volver a hacer la vida que teníamos hasta hace no mucho. Será la mejor manera de demostrarle al mundo de que, a pesar de todos los golpes recibidos, el ser humano siempre se recupera y está a prueba de bombas. Hace falta recuperar la alegría y la fuerza que nos han sido arrebatadas.

Por otro lado, está claro que, con la recuperación del ocio, se producirá una recuperación de la economía. Es algo que siempre ha funcionado así y que, en un país como lo es España, es si cabe más importante que en cualquier otra nación. En nuestra tierra le hemos dado mucha importancia al ocio con el paso de los años y una parte importante de nuestro gasto coge ese sendero. Por eso, hemos sufrido unas consecuencias económicas terribles como consecuencia de la propagación del virus. Es hora, desde luego, de darle la vuelta a la situación.

El rural, un modelo de turismo que dio un paso hacia delante el pasado verano

Hay veces en la vida en las que, de una manera azarosa, un negocio encuentra el caldo de cultivo perfecto para convertirse en rentable. La situación que estamos atravesando desde hace un año, con una pandemia socavando las vidas de miles de personas y la moral de la población mundial, no ha sido propiciado para el 99% de las empresas que se levantan en España. Sin embargo, el coronavirus, a pesar de todas las desgracias que está provocando, le ha dado un aire fresco a un determinado tipo de turismo, sobre todo durante el verano de 2020: nos referimos al turismo rural. 

Las grandes aglomeraciones de gente durante el verano se suelen producir en lugares de costa. Localidades como Benidorm, Torrevieja, Salou… además de cualquier lugar de las Islas Baleares o de las Canarias se convierten en un avispero de personas, llegando a multiplicarse por hasta 10 su población entre los meses de junio y septiembre. Es evidente que, con una situación como la que teníamos encima el verano pasado, nadie iba a jugársela yendo a lugares como de los que hemos hablado. Era preferible acudir a sitios más tranquilos. Y ahí es donde el turismo rural consiguió llevarse el gato al agua.

El turismo rural ya venía creciendo en los últimos años en España. Esta gráfica del portal web Statista así lo hacía indicar, dejando claro que tanto los turistas nacionales como los extranjeros estaban empezando a apostar en serio por todo lo que tenía que ver con esta modalidad de ocio. Durante toda la década, el número de negocios de este tipo en España también había crecido, poniéndose en evidencia el evidente incremento de las posibilidades de rentabilidad de las casas y los hoteles rurales de nuestro país. 

La llegada del coronavirus ha potenciado aún más si cabe la confianza que la gente tiene en lugares donde la tranquilidad y la naturaleza son señas de identidad ineludibles. A nadie le cabe la menor duda, dentro del sector, que es una verdadera lástima que este repunte de popularidad se haya producido a raíz de una pandemia tan grave como la que estamos viviendo, pero nadie va a renunciar a obtener una mayor rentabilidad a pesar de ello. Es lo lógico y lo que, casi con total seguridad, haríamos todos y cada uno de nosotros. No es para menos. 

En el mes de septiembre, empezamos a extraer las primeras grandes conclusiones de la campaña turística de verano. Y ya por entonces se pudo dilucidar que era el turismo rural el principal beneficiado de la situación actual. A nadie le cabe la menor duda de que ha aumentado el número de reservas en entornos como estos y que, desde luego, hay muchas más personas que han elegido un lugar como Albarracín a un sitio como Benidorm, por citar dos ejemplos de modalidades turísticas contrapuestas. Que el turismo rural se había crecido ante el coronavirus es algo de lo que se hacía eco el portal web del diario 20 Minutos. 

Al turismo rural se le presentó en verano la oportunidad de ganarle la partida al turismo típico de los meses de julio y agosto por aquello de evitar aglomeraciones. Por eso, fueron muchas las casas y hoteles rurales que vieron la opción de potenciar sus servicios y obtener réditos de ello. Así nos lo cuentan desde Hotel-Up, cuyos profesionales nos han indicado que el mayor volumen de trabajo de esta entidad ha venido de mano de los emprendedores focalizados en el turismo rural. Y es que han sido ellos los que, en 2020, han mantenido a un sector tan importante para nuestro país.

Paz y tranquilidad, dos atributos necesarios 

Teniendo en cuenta la enorme presión que provoca en el cuerpo humano la rutina habitual del día a día, es evidente que es cada vez más importante encontrar momentos en los que la paz y la tranquilidad gobierne nuestra vida. Sin esos momentos, es prácticamente imposible evitar males como la ansiedad, la depresión o el estrés, que tan malos resultados ofrecen para la salud humana. Hay que cuidar estos detalles para evitar que nuestra vida se convierta en un infierno y para garantizar las máximas posibilidades de ser feliz.  

Está claro que muchas veces es muy difícil conseguir el objetivo que os acabamos de comentar. Pero también es evidente que, cuando nos sea posible, tenemos que luchar por conseguirlo. En los tiempos que corren, es bastante complicado que alguien encuentre lo que necesita para ser feliz. Pero esto pasará. Y, cuando lo haga, debemos tener la lección bien aprendida. Si lo hacemos, y confiamos nuestro descanso a esa paz y tranquilidad, encontraremos un camino estupendo que nos conducirá al objetivo último del ser humano: vivir feliz y disfrutar al máximo de sus momentos de ocio.

El disfraz, un elemento de utilidad para potenciar el ocio familiar en tiempos de pandemia

El ocio es, hoy más que nunca, la salvaguarda de muchas personas para hacer frente al día a día tan crudo al que nos tenemos que enfrentar. Desde luego, es evidente que trabajar en los tiempos que corren es un verdadero suplicio dada la incertidumbre que provoca la pandemia del coronavirus. Y, por otro lado, la cantidad de tiempo que pasamos en el hogar también nos puede llegar a agobiar. Teniendo en cuenta estas dos cosas, es evidente que el ocio juega un papel fundamental a la hora de conseguir algo de felicidad y de esperanza en nuestra vida. 

Hay muchas maneras de disfrutar de nuestro tiempo de ocio. Durante la primera oleada de la pandemia, se hizo especialmente necesario disponer de los mejores catálogos de series para matar el tiempo. De hecho, en Netflix, HBO o Movistar Plus sabían que esta era una muy buena oportunidad para intentar conquistar a una cantidad mayor de público. Leer un libro también fue una opción de las que más se barajaron. Pero, según han ido pasando las semanas y los meses, se ha hecho evidente que necesitamos más maneras de disfrutar de nuestro tiempo libre. 

Ha sido gracias a ello como un elemento como lo es el disfraz ha ido ganando terreno, sobre todo en lo que tiene que ver con las familias con niños y niñas pequeñas. La suspensión de las clases en el mes de marzo obligó a muchos adultos a educar a sus hijos e hijas de una manera diferente a la habitual. Y son muchas las personas que, encontrándose en esta tesitura, han visto en el disfraz la mejor de las maneras para que los más pequeños adquieran un valor como la empatía, fundamental para su educación. Eso, desde luego, es clave a la hora de desarrollarse como persona. 

El confinamiento y las restricciones nos están obligando a cambiar muchas de nuestras maneras de ocio. Los españoles, que somos muy de salir y disfrutar de nuestra gente en entornos como los bares o restaurantes, nos hemos visto obligados a pasar más tiempo que nunca en nuestros domicilios por razones obvias. Y hemos visto en la posibilidad de disfrazarnos una manera de hacer más alegres y realmente aprovechables esos momentos, en especial entre familias que cuentan con niños y niñas pequeñas. Esto nos ha sido confirmado por parte de los profesionales de La Casa de los Disfraces, que nos han asegurado que las ventas de dicha entidad aumentaron casi un 200% entre los meses de marzo y diciembre en comparación al mismo periodo del año 2019.  

No cabe duda de que es realmente interesante apostar por este tipo de actividades para los niños. Una de las cuestiones que los maestros y maestras apuntan como imprescindible en la educación de los menores es que se desarrollen valores como la empatía, de la que ya os hemos hablado. Y ya hemos visto que esa es una de las cuestiones que se ven beneficiadas una vez que los más pequeños y pequeñas se disfrazan y salen de su visión habitual de la vida. 

Es evidente que disfrazarse no solo aporta ese tipo de asuntos. Es importante que los niños sean capaces de evadirse, en la medida de lo posible, de la situación que estamos padeciendo en los meses que vivimos. Que tengan la posibilidad de jugar es una de las maneras más eficientes de conseguirlo y hacer que tengan esa opción, que es importante sobre todo para que no tengan ningún problema relacionado con la depresión, el estrés o la ansiedad que provoca la pandemia que estamos sufriendo desde hace casi un año. 

Una actividad también recomendada para los mayores 

Ni que decir tiene que un asunto como el de disfrazarse también puede resultar de una tremenda utilidad para todas aquellas personas que han superado la infancia y la adolescencia. No cabe la menor duda de que hay que buscar todas las opciones que nos resulten viables para intentar conseguir que se recupere una relativa normalidad que nos permita sonreír y ser felices, al menos en parte. Desde luego, es clave que tengamos esa posibilidad. Puede ser la diferencia entre la felicidad y la desazón más absoluta. 

Hay que capear el temporal de la manera en que nos sea mejor. Sabemos que no es fácil en los momentos en los que nos encontramos, pero no cabe duda de que es posible y que mucha gente lo ha conseguido desde el principio de la pandemia. Existe un camino que funciona para tratar de conquistar la felicidad y, desde luego, ese camino pasa por disfrazarse. Para ello, no hace falta que sea Halloween ni Carnaval. Basta con buscarse cualquier excusa para ello. Seguro que no nos vamos a arrepentir lo más mínimo de ello.

Crece la apuesta por el deporte como medio para disfrutar de nuestro tiempo de ocio

La rutina que implica tener que madrugar para acudir a nuestro puesto de trabajo día a día es algo que nos cansa y mucho. Pasamos la semana esperando que llegue el viernes para poder descansar durante el fin de semana (el que pueda, claro). Y la verdad es que nos agota tanto física como mentalmente una situación como de la que estamos hablando. Asumámoslo: la inmensa mayoría de los seres humanos odia su trabajo, así que lo único que desea es salir de su oficina o de su tienda cuando llega la hora para poder practicar sus actividades de ocio preferidas.

No pasa nada por reconocerlo. Es lo más lógico que así sea. El trabajo, a más de la mayoría de las personas, nos proporciona ansiedad, estrés y hasta incluso depresión. Es precisamente por eso por lo que tenemos que saber acertar con el tipo de actividades que solemos hacer cuando, al fin, disponemos de algo de tiempo libre. No acertar con estas actividades no hará sino acrecentar todos los problemas que ya estemos arrastrando a causa del trabajo. Por eso, antes de empezar con un nuevo hobby, nos conviene sentarnos y pensar qué beneficios nos puede aportar y si existe alguna desventaja.

Hay un artículo muy interesante publicado en Comarcal CV que establece cuáles son los hábitos de ocio preferidos entre los ciudadanos y ciudadanas españolas. En él, se mencionan cinco actividades, que son las que os comentamos a continuación:

  • Ir a pasear es una actividad que, a causa de su 71% de incidencia entre la población, es la preferida entre los españoles.
  • Ver la televisión es la segunda de ellas. Podíamos deducir que iba a estar entre las más demandadas.
  • Escuchar música y leer, actividades bastante más sanas, cierran el podio.
  • Navegar por Internet, un hábito muy extendido sobre todo en personas menores de 60 años, se lleva la cuarta posición.
  • Ir de excursión se lleva la quinta plaza.

Después de mencionar esas cinco actividades, el artículo hace referencia a una sexta, que es de la que os vamos a hablar de aquí hasta el final de nuestro escrito. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del deporte.

Siempre se ha considerado que, en un país como el nuestro, hemos sido más vagos y vagas a la hora de practicar deporte y que ese era uno de los motivos, además de una mala alimentación, por los cuales existe un problema de calado como la obesidad entre nuestros ciudadanos y ciudadanas. Lo cierto es que esto está empezando a cambiar. Y lo pone en evidencia una noticia publicada en la página web del diario Expansión, donde se indica que el 48% de nuestros compatriotas realiza ejercicio de una manera frecuente, un porcentaje que ha subido un 7% con respecto a los datos que se manejaban en el año 2018. Se trata, sin lugar a dudas, de una de las mejores noticias que nos podían dar.

Que los españoles y las españolas estamos acostumbrándonos a la realización habitual de ejercicio físico no es algo que solo los medios de comunicación afirmen, sino que es un asunto del que también vienen hablando las tiendas especializadas en la venta de ropa deportiva. Hemos querido hablar con los dirigentes de Marians Sport y nos han confirmado esta tesitura. Nos ponen un ejemplo y es el de la venta de camisetas de fútbol, que ha crecido de una manera exponencial durante este último verano y que hace que el sector al completo mire al futuro con cierto optimismo. ¡No es para menos!

Una actividad ideal para todas las edades

Lo mejor del deporte es que se trata de una actividad que prácticamente todo el mundo puede realizar. Los niños y los jóvenes son, quizá, el grupo más interesado en este tipo de prácticas, pero los adultos y también los ancianos, dependiendo de sus características y siempre con sumo cuidado, pueden aprovecharse de los beneficios de algunas actividades físicas. De hecho, y como muestra de que todo es posible, cada día son más las personas que, a pesar de sufrir algún tipo de discapacidad, se muestran dispuestas a practicar un deporte.

Esperamos que esta fiebre por el deporte siga creciendo en nuestro país. Somos una nación que vive el deporte de una manera muy pasional. Nos encanta el fútbol, el baloncesto, el balonmano, el tenis… En todas esas disciplinas hemos visto triunfar a personas de nuestro país. Y esa es una de las mejores maneras de engancharse al deporte, pero ya no solo desde la televisión, sino desde un punto de vista físico. Los expertos en disciplinas deportivas diversas y los propios médicos lo recomiendan. ¿Y quienes somos nosotros para no escuchar sus recomendaciones? ¡Nosotros nos apuntamos a la práctica deportiva!