¿Cómo elegir el toldo perfecto?

La elección del toldo perfecto no es sencilla. Los profesionales de Toldos Clot defienden que los colores son importantes, no solo algo estético. Si se eligen bien, la protección es mayor y colabora a crear un mejor ambiente o incluso a que la imagen de la propia imagen si se tiene un negocio mejore.

Algo que debe conocerse es que no siempre hay libertad para elegir el color favorito. En los bloques de pisos, hay que conocer los colores que elige la comunidad, de tal manera que se logren las fachadas homogéneas.

La protección del sol

La lona, su especial función es servir de pantalla entre el sol y nosotros. El sol, aunque nos encante, lo cierto es que también puede tener efectos bastante nocivos que se quieren evitar, pues nos manda energía que no siempre es buena.

Un 43% de la energía solar es luz visible, la que hace posible que se pueda ver alrededor. Si están en altas cantidades, puede llegar a deslumbrar los ojos. En este sentido, las lonas oscuras tienen gran ventaja si lo comparamos con las más claras. Los colores como el amarillo o el blanco solo son recomendables en sitios con mucha sombra.

Los efectos nocivos

Los rayos infrarrojos son casi la mitad de la energía solar, siendo la responsable del calor, pero cuando no se protege debidamente, esos rayos pueden hacernos mucho daño. Si se eligen tejidos densos y oscuros, se puede tener la terraza protegida. Ahora hay muchos tejidos densos de gran eficiencia.

El color para crear atmósferas a su gusto

En las distintas culturas, no hay que olvidar que los colores pueden tener un significado diferente, pero hay colores que pueden hacer que el toldo ayude a mejorar la experiencia. Para dar sensación de calidez, se pueden usar colores como el rojo, naranja o amarillo. Si se quiere aportar frescura, hay que optar por tonos de azul o verde para las zonas donde hace más calor.

Se puede optar entre colores claros y oscuros cuando se quieren obtener sensaciones de más amplitud o recogimiento. Los colores claros, como por ejemplo el blanco, son de gran ayuda para poder contrarrestar los efectos de estrechez que tengan algunas personas bajo los toldos negros. Estos, eso sí, suelen dar una sensación de recogimiento y de protección del exterior. No es que podamos decir que hay una sola elección que sea la mejor, todo dependerá de lo que quiera el usuario en cuestión.

Hay que pensar y recordar siempre lo importante que puede ser la psicología del color. Se habla del blanco como el color que nos da la tranquilidad y de los colores naranjas y rojos como estimulantes. Hay bastantes efectos, por lo que la creación de una buena atmósfera, pasa siempre por la elección entre uno u otro color.

En las terrazas donde hace mucho sol, siempre es recomendable optar por los tonos donde impere la frescura, pero que tengan intensidad, como sucede con el verde. Este color lo que hace es bloquear una luminosidad excesiva, de modo que se protege la vista sin que se oscurezca en demasía.

Mantenimiento de la lona limpia y con el debido cuidado

El mantenimiento del toldo puede quedar afectado por el color que se elija. Los colores de tonalidad clara son una magnífica elección en las zonas rurales, pero en las ciudades, por la contaminación ambiental, son preferibles los colores oscuros, pues disimulan mejor la suciedad existente.

Otro factor importante es la propia vida del color, pues los colores que son más oscuros se decoloran con mayor lentitud. Los que son más claros pueden mantenerse sin variaciones por más tiempo.

La mejor de la imagen corporativa

Cuando se dispone de un negocio, los colores por los que se optan definen la imagen que se terminará haciendo el cliente en cuestión. Antes de que se elija uno u otro debemos conocer algo de la empresa en cuestión.

En estos últimos años, colores como el marrón claro, gris, o negro suelen tener una demanda más alta, pues se relacionan con factores como la exclusividad o la elegancia. Hay clientela también que lo que hace es buscar el contraste entre los colores cálidos y los fríos, la estética interesa y juega también un papel importante.

No hay que olvidarse que lo más común es elegir los colores corporativo y proceder al rotulado del logo en el toldo. Esto lo que hará es dar ese empujón que se necesita de cara a que se afiance y proyecte la imagen de la marca en cuestión.

Ahora os toca elegir a vosotros, ¿no?