Un 40% de la población sufre halitosis

«La halitosis o mal aliento crónico es el término empleado clínicamente para describir el aliento desagradable, producto de factores fisiológicos o patológicos y que puede ser de origen bucal o sistémico (otra patología del organismo)», informa el Consejo General de Dentistas.

Un mal aliento afecta a la vida en pareja, ya que este olor desagradable es una de las principales causas de rechazo social. El 40% de la población sufre halitosis y el 29% de las mujeres consideran la halitosis como el principal inhibidor físico de la libido. «La halitosis se produce principalmente después de dormir, porque al mantener en reposo los dientes y demás estructuras bucales, disminuye la producción de saliva. Dicha sequedad bucal, junto al estancamiento de alimentos, sufre un proceso de putrefacción y aumenta el pH de la boca y el crecimiento de ciertas bacterias que son capaces de descomponer alimentos proteicos o grasos, así como las propias células y la sangre de la boca, produciendo compuestos derivados del azufre que son volátiles y que confieren el desagradable mal olor al aliento: sulfuro de hidrógeno y mercaptano de metilo», informa el odontólogo Iván Malagón.

El 58% de los pacientes no saben que tienen este problema, porque los receptores de su nariz se bloquean y acaban por no responder a esos malos olores constantes. El Consejo General de Dentistas explica que «la halitosis tiene solución, la mayoría de las veces a través de un tratamiento bucodental y el mantenimiento de unas normas de higiene básicas».

¿Cuáles son las causas?

Hemos contactado con los profesionales de Odotnhos Clínica Dental para obtener una visión más real y cercana sobre la halitosis, ya que su experiencia nos da la confianza necesaria para confiar en ellos, y hemos sacado estas causas de la aparición del mal aliento:

Mala higiene bucodental

Una de las causas es la mala higiene dental y no utilizar hilo dental.

Alimentación

Algunos alimentos provocan mal aliento como la cebolla y el ajo, porque tras digerirlos, ingresan al torrente sanguíneo y afectan a nuestro aliento. Sin embargo, los productos lácteos ayudan a eliminar el mal aliento.

Fumar y beber

Otra de las causas del mal aliento es el tabaco, también afecta el flujo de saliva en la boca, lo que provoca sequedad bucal.

Los cigarros favorecen la aparición de gingivitis, porque provocan la falta de oxigenación de las encías. También debes evitar el alcohol porque deja muchos residuos y se fijan a la placa dental.

Sinusitis y alergias

Las personas que sufren sinusitis o alergias tienen mal alimento, porque los senos nasales producen más moco y las bacterias son atraídas por las proteínas existentes en estos mocos y flemas.

Boca seca

La salivación elimina partículas responsables del mal olor, por lo que tener la boca seca puede generar mal aliento. Es aconsejable masticar chicle sin azúcar, porque estimula la producción de saliva.

Los especialistas también aconsejan beber de 2 a 3 litros de agua al día, ya que favorece la salivación y evita la halitosis.

Enfermedad de encías

Las enfermedades en las encías pueden provocar la aparición de la halitosis, porque las bacterias se acumulan en los tejidos que rodean los dientes.

Otras enfermedades

El paciente puede sufrir este problema si tiene infección en el tracto respiratorio, sinusitis crónica, bronquitis crónica, diabetes y problemas gastrointestinales.

Lengua

Es muy importante la limpieza de la lengua para evitar el mal aliento, porque los sedimentos se quedan en la rugosa superficie de la lengua y las bacterias crecen.

Consejos contra la halitosis

Si quieres evitar la halitosis no te pierdas las siguientes recomendaciones:

Cepillado de los dientes y de las encías

Es muy importante el cepillado de los dientes y de las encías después de cada comida, porque reduce las bacterias y previene la caries y las enfermedades periodontales. Es aconsejable cepillar desde la encía hacia el diente y las caras de masticar.

Seda dental

La seda dental reduce las bacterias, los dentistas recomiendan usar la seda al menos una vez al día, normalmente antes de acostarse.

Limpiador o raspador lingual

Es fundamental limpiar la lengua, porque en ella hay una gran cantidad de bacterias. Apuesta por los limpiadores linguales, pero debes usarlos con suavidad y dos veces al día. Los odontólogos recomiendan 2-3 pasadas cada vez que se usan.

Colutorio

Los estudios científicos han comprado que un colutorio de antisépticos como la clorhexidina, junto con sales de zinc evita la halitosis, porque reduce la cantidad de bacterias y evita la volatilización de los gases, mediante la inclusión de sales de zinc.
Puedes usar el colutorio dos veces al día, después de los cepillados del desayuno y de la cena.

Acudir al dentista

Si sufres halitosis debes acudir al dentista, para evaluar la situación y posibles causas. Este especialista te puede dar consejos para reducir el mal aliento.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

La prótesis dental es la solución para recuperar la estética dental

La prótesis dental es la solución para recuperar la estética dental y eso es sabido, tanto por los pacientes como…

Candidiasis oral

De paso por la clínica dental SM Médico Dental, sus profesionales odontólogos nos han hablado de algunas de las patologías…

La menopausia afecta a la salud oral

La menopausia, el embarazo, la pubertad y el ciclo menstrual influyen en la salud oral de las mujeres. Durante la…
Scroll al inicio