Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los beneficios del ácido hialurónico para tu sonrisa

El paso del tiempo nos trae mucha experiencia, pero también las conocidas y tan temidas marcas de la edad, llamadas más comúnmente arrugas o líneas de expresión, las cuales se comienzan a dibujar en diferentes zonas de nuestro rostro, como la comisura de los labios o alrededor de nuestra sonrisa. Y aunque en la madurez también hay belleza, son muchas las personas que prefieren acudir a las bondades de la estética para mantenerse rejuvenecidos.

El paso del tiempo nos trae mucha experiencia, pero también las conocidas y tan temidas marcas de la edad, llamadas más comúnmente arrugas o líneas de expresión, las cuales se comienzan a dibujar en diferentes zonas de nuestro rostro, como la comisura de los labios o alrededor de nuestra sonrisa.

Y aunque en la madurez también hay belleza, son muchas las personas que prefieren acudir a las bondades de la estética para mantenerse rejuvenecidos.

En el caso de las líneas de expresión que amenazan la sonrisa, existe una técnica basada en la aplicación de ácido hialurónico para esconder el paso del tiempo.  Si aún no la conoces, acompáñanos a descubrir sus beneficios de la mano de los expertos en tratamientos de estética dental de la Clínica Cooldent.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Lo primero es explicarte de que se trata el ácido hialurónico. Este es una sustancia que nuestro cuerpo produce de forma natural, que podemos encontrar en nuestra piel y cartílagos, y que se destaca por aportar elasticidad, hidratación y por sus propiedades regenerativas.

El problema es que con la edad el organismo va reduciendo su propia producción de ácido hialurónico y por lo tanto, la piel pierde su hidratación y brillo y comienzan a aparecer las temidas arrugas.

Propiedades del ácido hialurónico

Como ya veníamos comentándote,  el ácido hialurónico tiene variedad de propiedades interesantes a nivel estético y de salud, gracias a las cuales ahora es ampliamente aplicado en tratamientos para la artritis, el cáncer y la sequedad vaginal, entre muchos otros. Algunas de estas maravillosas propiedades son:

  • Capacidad de atraer y retener agua, funcionando como un potente hidratante para la piel.
  • Participa en la regeneración celular.
  • Potencia la formación estructural de los cartílagos.

Aplicaciones del ácido hialurónico en Odontología

En odontología, el ácido hialurónico es muy utilizado para diversos tratamientos. Uno de ellos es para ayudar a la cicatrización de heridas en la boca, ya sea a causa natural o de alguna intervención bucal.

También se suele recomendar para casos de regeneración tisular, o para para pacientes con trastornos temporomandibulares, debido a sus efectivas propiedades antiinflamatorias, además de su comprobada capacidad de aportar elasticidad y viscosidad a las articulaciones.

Sin embargo, aunque esta técnica es recomendada para variedad de casos y no tiene contraindicaciones, lo mejor es consultar con tu médico de confianza para que sea el quién haga un diagnostico apropiado y te diga si puedes someterte a la aplicación del ácido.

¿Cómo se aplica el ácido hialurónico?

Ya que, como mencionamos anteriormente, las reservas naturales de este ácido se van agotando a medida que envejecemos, el objetivo de los tratamientos en materia es la aplicación de nuevas cantidades que continúen con el trabajo de hidratación y regeneración.

Dichos tratamientos suelen ser procedimientos muy seguros, con sustancias de alta tolerancia y sin componentes de origen animal, de forma que la posibilidad de efectos secundarios y reacciones adversas es muy baja. Eso sí, siempre que te pongas en manos de personas profesional cualificado para la aplicación del tratamiento.

El procedimiento en sí es rápido y sencillo. Se trata, simplemente, de realizar pequeñas infiltraciones con ácido hialurónico en la zona perioral. Además, no sentirás dolor alguno al estar bajo anestesia local. Y lo mejor, es que podrás los resultados de forma inmediata.

Por lo general se suele aplicar en la zona inferior, media y superior del rostro para reducir las arrugas, los signos de envejecimiento causados por el sol y a la vez mejorar el volumen y la estética de los labios.

De esta forma, se presenta como la opción ideal en casos como:

  • Para aquellas personas que quieren definir el contorno de labioso aumentar el volumen labial.
  • En los casos en los que se quiera reducir las líneas de expresión o arrugas marcadas, como las que se conocen bajo el nombre de “código de barras”, que suelen aparecer sobre el labio superior, o las “líneas marioneta”, esos surcos que aparecen a ambos lados de los labios.
  • Para reducir la llamada “sonrisa gingival” o corregir la pérdida de volumen ocasionada por la falta de piezas dentales.
  • Para difuminar hoyuelos o comisuras labiales y mejorar la estética de la boca.

Por último, cabe acotar que este tratamiento pude realizarse en cualquier momento una vez que comienzan a aparecer las líneas de expresión o arrugas de las que nos queramos deshacer. Pero, también es muy recomendable hacerlo después de un tratamiento de ortodoncia o de blanqueamiento dental, puesto que es cuando los resultados suelen ser mucho más apreciables y efectivos.

Beneficios del ácido hialurónico para tu sonrisa

Gracias a las propiedades de rejuvenecimiento y revitalización de la piel que el ácido hialurónico ofrece, los beneficios de su aplicación son muchos y variados. Así, entre las ventajas más resaltantes de este tratamiento podemos mencionar:

  • El resultado luce muy natural.
  • La piel se vuelve más tersa, hidratada, firme y flexible.
  • Se puede aumentar el volumen de la zona tratada.
  • Se reducen las arrugas faciales, tanto leves como moderadas.
  • Se atenúan los surcos nasogenianos.
  • Contribuye a la producción de colágeno.
  • El tono de la piel mejora considerablemente.
  • Se consigue una expresión más equilibrada y agradable, con un mejor perfilado de los labios.
  • Los efectos no son inmediatos y además duran hasta entre 6 y 12 meses.
  • El procedimiento es rápido, seguro y cómodo para el paciente.
  • Al ser reabsorbible y biocompatible, no produce alergias.

¿Cada cuánto tiempo se debe repetir el tratamiento con ácido hialurónico?

Ya te mencionamos que los resultados del tratamiento suelen ser muy duraderos, pero que deben estarse realizando de forma constante para que no se pierda su efecto. Por lo general, el tiempo recomendado suele ser de entre 6 a 12 meses después de la última aplicación, pero dependiendo del tratamiento, en algunos casos los resultados pueden llegar a durar hasta a unos 9 o 18 meses. Sin embargo, que tan frecuente serán estos retoques de ácido hialurónico viene determinado en gran medida por la edad del paciente, la zona tratada, la calidad de la piel y su estilo de vida.

 

Comparte este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Últimas publicaciones

¿Qué se entiende por dolor orofacial?

El dolor orofacial o síndrome de disfunción de la articulación temporo-mandibular puede originarse en la musculatura mandibular y/o en la…

Las redes sociales apuestan por el cuidado bucal

A veces, no llegamos a comprender por qué se demonizan tanto las redes sociales. Es verdad que estamos hablando de…

Estos son los consejos para tener unos dientes sanos en verano

Verano, la palabra mágica que todos tenemos en nuestra cabeza. Momento de desconectar de los jefes, del trabajo, del estrés,…