El copywriter en la red

Muchos se preguntarán quien o que es un copywriter. De donde ha salido este profesional y a que se dedica realmente. Puede sonar a alguien que se dedica a hacer corta y pega de un lado a otro, pero no, nada más lejos de la realidad. El copy es una figura esencial en el mundo del marketing digital. Experto en la palabra escrita, como si de un orador se tratará, su trabajo consiste en atraer a los clientes y vender un producto valiéndose exclusivamente la palabra escrita.

Si alguno se lo pregunta, no, no se trata de un comercial. La labor del copy es mucho más sutil que eso. Para ser más precisos en la definición, hemos preguntado a los expertos en marketing digital de DCM Web. Así es como hemos descubierto las funciones de un copy de manera más detallada.

La misión del copy es redactar textos de una manera que genere reacciones en el lector. Gracias al trabajo del copy, los lectores de una web (sea del tipo que sea) se animan a hacer clic, a comprar algo que no necesitan o suscribirse a un newsletter. De ahí, que se haya convertido en un trabajo esencial en todo lo referente a internet.

Sin que lo sepamos, recibimos continuamente los mensajes que los copywriter redactan para persuadir a la gente y motivarla a formar parte de sus blogs o paginas web. Mensajes que llegan a tu correo electrónico, textos muy bien puestos en un banner, e incluso el aviso de las cookies de la web, son obra de un copy. Este profesional, utiliza las palabras hábilmente para llegar al lector y persuadirlo de realizar una interacción con las diferentes webs.

Esta modalidad de escritura persuasiva, se asocia a la publicidad. La demanda de profesionales de este sector es cada vez más elevada y aunque originalmente, su labor se desempeñaba offline, en la actualidad su aplicación en la red es fundamental.

Para ser copy, tienes que ser creativo, encontrar y desarrollar eslóganes pegadizos y suenen en la mente de quien los lee. A su vez, debe ser un excelente redactor para escribir los textos que se muestran en las webs, las descripciones de los productos que deben ser originales y desmarcarse del resto. Además de tener la capacidad de escribir los tuits que más se retuiteen, entre otro tipo de perfiles.

A diferencia de un redactor de contenidos que se encarga de crear esos textos que definen una marca, persiguiendo otros objetivos más amplios, el copy busca una acción concreta, la reacción del lector y su consiguiente interactuación.

Dentro del mundo copy, podemos encontrar varios tipos, a tenor de las intenciones y canales que se utilicen para lanzar el mensaje, tendremos diferentes tipos de copywriting. El copywriting es el nombre del trabajo que realiza el copy. No obstante, vamos a realizar una clasificación básica sobre los tipos de copywriting que puede elaborar un copy y que, según necesidades, puede ampliarse.

Tipos de copywriting

Fundamentalmente, los tipos de copywriting, se dividen en dos categorías: según el objetivo que persigan y según el canal por el que se transmitan.

Según su objetivo, podemos destacar el direct response copy, responsable directo del texto del botón que te pide que realices acciones directas (CTA), de las publicaciones que se hacen en las redes sociales cuando quieren convencer al usuario de la compra de un producto o los mensajes que, desde la propia web, te incitan a suscribirte a sus newsletter.

En otro rango, el brand copywriting es el que redacta un texto de la web corporativa reforzando el tono de la marca. La manera de expresarse que define a esa marca o web en particular, debe estar muy definida para que el visitante la identifique solo por el mensaje. Una buena estrategia de Brand copywriting es fundamental para lograr ese objetivo.

Atendiendo a los canales a través de los cuales llega el mensaje, podemos distinguir los siguientes:

  • Email copywriting: todos conocemos esos emails que aparecen en nuestro buzón de correo electrónico y pretenden captar nuestro interés de forma instantánea. Si logran que interactúes con la web que lo envía, el copy ha hecho bien su trabajo.
  • Web copywriting: los textos escritos para una web tienen como misión final algo más que dar a conocer la marca y los servicios que ofrece. Buscan atraer público y usuarios. ¿Cómo? Valiéndose del tono, generando confianza y mostrando que, tras esa imagen, hay un equipo humano.
  • SEO copywriting: en la red, los textos no solo deben ser atractivos y únicos, ni siquiera deben contar con una excelente redacción en muchos casos. Lo más importante es posicionarse en Google para llegar a los clientes o seguidores potenciales. Es fundamental que el web copy haga SEO para que el buscador lo posicione cuando alguien haga una búsqueda.
  • Social Media copywriting: la comunicación es muy importante en cualquier medio, forma o relación. Se mire como y por donde se mire, una mala comunicación conduce al fracaso. De ahí que las marcas que utilizan redes sociales, utilicen este tipo de copywriting. El copy escribe mensajes dirigidos a las publicaciones que van a ver los seguidores con el objetivo de seguir sumando. Un seguidor comparte un mensaje contundente y listo. La marca se posiciona, los seguidores aumentan y todos contentos.

Como convertirse en copy

Convertirse en copy no es difícil. Ser un buen copy ya requiere contar con algunas aptitudes y experiencia. Básicamente, para convertirse en copywriter, puedes realizar cursos, que haberlos hay los o contar con estos tres requisitos que te ayudarán a entrar en el mundo copy y desarrollarte profesionalmente.

Saber organizarse el tiempo para optimizar los momentos del día en que se es más productivo mentalmente. La inspiración llega cuando quiere no cuando uno necesita. Saber en qué momentos es más fácil crear esos textos ingeniosos necesarios para el copy, es fundamental. ¿Por la mañana, por la tarde, de madrugada? Organizarse en función de esos tiempos, ayudará a crear una rutina de trabajo.

Saber escribir de forma correcta, sin faltas de ortografía o gramática, con una buena redacción, es algo que no puede faltar en un copy. Pero además de esta corrección, debe tener un estilo propio que sea capaz de atraer a los lectores.

La originalidad es algo que tampoco puede faltar en un copy. Tanto forma como contenido deben ser de cuño propio, no vale plagiar ni imitar. Entrenar la creatividad y la agilidad mental es vital para conseguir que las ideas fluyan.

Estos tres puntos, son fundamentales para lograr ser un buen copy. Realizar cursos y practicar también son factores determinantes a la hora de encontrar oportunidades laborales que te den la experiencia necesaria para pulir tu talento como escritor o escritora persuasiva.

Esta profesión se presenta cada vez con más fuerza y cuenta con una gran proyección de futuro. Atraer clientes, usuarios, seguidores y captar tu atención de manera que se queden, es la misión de los copy y el objetivo de todas las empresas, marcas y servicios que encontramos en la red.

De la valía y profesionalidad con la que cuente un copy, depende en gran medida el resto de las estrategias de marketing de contenidos de las diferentes marcas. De hecho, las estrategias no serían de gran ayuda sin que se materializaran gracias a los textos creados por los copywriter.

Solo queda añadir que se trata sin duda de una profesión creativa y divertida a la vez, cómoda pues puede desarrollarse desde cualquier lugar, sin necesidad de ir a la oficina. Otra gran ventaja es que puedes ofrecer tus servicios de copy como freelance y trabajar a bajo demanda.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Consejos para la compra de planta de vid

En este artículo queremos hablar sobre la compra de planta de vid y la forma en la que queremos encontrar…

Consejos para elegir una buena cachimba

En el caso de que te gusten las cachimbas, seguro que has llegado preguntarte, como nos comentan los profesionales de…

Cómo elegir tu smart tv

No hace falta que conectemos ya el ordenador a nuestra televisión para ver esos servicios online y las tan de…