El auge de la medicina alternativa

El mundo está cambiando, y con él todo lo que existe en su interior. Avanza la tecnología, surgen artistas por todas partes, los arquitectos usan materiales mucho más buenos para construir casas… y, por supuesto, la medicina también experimenta un cambio y una transformación.

 

A las personas no le gustan los hospitales ni las vacunas, es un hecho

Pero también necesitamos a los médicos, y eso también es un hecho. Porque todos enfermamos y nos lesionamos alguna vez en nuestra vida. Y si no nosotros, nuestros familiares y nuestros amigos.

Sin embargo, a medida que la medicina avanza también lo hace otro movimiento con ella, cada vez más extendido: la medicina alternativa.

Imagino que habrás oído hablar de los antivacunas, ¿verdad? Pues, aunque están en su propio derecho de decidir si desean vacunarse o no, no pueden tomar esa decisión por las personas que le rodean, porque es un derecho fundamental de cualquier ser humano el poder acceder a los cuidados necesarios para cada ser humano.

También es un hecho que cada vez más personas mayores huyen de las revisiones médicas y de los hospitales.

¿Quién no ha escuchado alguna vez a un ancianito enfermo diciendo: “¡yo no voy al hospital, que me sacan cosas!”, o diciendo cosas como “Bueno, de algo hay que morir”. Son tantas las personas que piensan así que a mí, particularmente, me da algo de miedo… porque estamos hablando de salud.

Y eso debería ser lo primero.

 

Medicina tradicional VS Medicina alternativa

Antes que nada, vamos a aclarar y a diferenciar entre ambos conceptos tan diferentes y tan poco conocidos.

  • La medicina tradicional, a secas, es la que todos conocemos y empleamos. Básicamente, es la ciencia de la salud que se dedica expresamente a prevenir, diagnosticar, pronosticar y tratas las enfermedades, lesiones, problemas de salud… que podamos contraer cualquier ser humano. Lo importante de esto es que es fruto de silos y siglos de estudio, y por eso es una CIENCIA. De ahí salen los medicamentos y los tratamientos, se han elaborado por personas que han estudiado científicamente las enfermedades para combatirlas.
  • La medicina alternativa, por el contrario, es aquella en la que los tratamientos empleados no han sido estudiados científicamente en profundidad, y aquellos que, en contraposición, usan remedios más naturales y ecológicos (menos químicos) para su tratamiento. De hecho, a pesar de que mucha gente prefiere estos tratamientos en lugar de los químicos, no se han probado su efectividad más allá del efecto psicológico (o placebo). Estos también pueden incluir terapias, infusiones naturales, curación energética, medicina tradicional china… De hecho, los expertos hablan de ella como “curación mediante la fe”.

Aun así, está tan extendida su práctica que, a pesar de que no esté demostrada su efectividad, cada vez son más personas la que se pasan a este tipo de tratamientos.

 

Ventajas de la medicina alternativa

  • Es más accesible en todas las partes del mundo. Porque, por desgracia, los países del tercer mundo no tienen acceso a las medicinas, vacunas ni a los mismos tratamientos que nosotros… y, sin embargo, sus tratamientos naturales pueden llegar a darnos 3000 vueltas si les damos la oportunidad.
  • Sus tratamientos suelen ser más baratos y accesibles que los de la medicina tradicional, por lo que es más apta para todos los bolsillos. Quizás no nos podemos permitir un tratamiento experimental para una dolencia crónica del riñón, pero la medicina alternativa nos ofrece un té específico que hace exactamente lo mismo por mucho menos dinero, a pesar de que no sea científicamente demostrado.
  • Nos ayuda a tratar MUCHO más de lo que te imaginas:
    • Estrés, nervios, quemaduras, gripes, nervios, dolores (de cualquier tipo)… incluso se han descubierto cierto tipo de plantas que, bien preparadas, pueden llegar a combatir contra todo tipo de cánceres.

 

Desventajas de la medicina alternativa

  • Efectividad no comprobada, por supuesto, por lo que los expertos insisten que es más por la fe de las personas que por sus propiedades curativas reales.
  • No está reglada ni regulada. Esto quiere decir que es posible que podamos acceder a tratamientos que puedan ser “beneficiosos”… pero que, en la realidad, contengan cierto tipo de sustancias muy dañinas y perjudiciales para la salud. Por lo que puedes estar pensando que te curas de una cosa y te estás perjudicando en otra más peligrosa.
  • Eso sin contar con que, en ocasiones, utilizan partes de animales que están en peligro de extinción (como la medicina tradicional China).

 

Terapias como medicina alternativa

Vamos a nombrar algunas terapias que puedes encontrar en la medicina alternativa:

  • Acupuntura: es aquella especialidad china que se basa en clavar una aguja fina y de cierta longitud en ciertas partes de tu cuerpo. Pueden ser tratadas un gran número de enfermedades, entre ellas la gripe, la traqueítis, amigdalitis…
  • Yoga y taichí, altamente recomendados para tratar problemas tales como la ansiedad y el estrés. Este es un gran problema que achaca a la mayoría de las personas de nuestro país, pero no siempre nos valen los medicamentos para tratarlas. En cambio, este tipo de terapias suelen venir muy bien para contrarrestar los problemas que de ellos derivan.
  • Porque muchos de los problemas que derivan de nuestros estados de salud provienen de la falta y escasez de vitaminas en nuestro cuerpo. Existen a la venta complementos vitamínicos en las farmacias, así que podrías pasarte a preguntarle directamente a un profesional. Ellos podrán aconsejarte de la manera correcta para que no pongas en riesgo tu salud.
  • ¡Infusiones! Y es que los tés y las infusiones están cada vez más solicitados entre todas las personas del mundo. No solo porque están deliciosas, ¡sino por los efectos que las plantas de las que proceden pueden hacer en nosotros! Efectos tan diversos como la relajación, ayudarnos a dormir, eliminarnos un dolor estomacal, ayudarnos a ir al baño… una amplia gama de posibilidades entre una innumerable cantidad de tés que existen en el mercado.

 

Ahora, te toca decidir a ti

Existe un buen número de herbolarios online (como La Herboristería Online) donde puedes encontrar una gran cantidad de productos de medicina alternativa que te podrán ayudar en lo que necesites.

También puedes pedir ayuda a personas que entiendan más del tema para orientarte un mejor.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Cómo empezar a buscar un tratamiento para una adicción

El camino hacia una vida libre de drogas puede ser largo y lleno de muchas decisiones difíciles. Uno de los…

¿Por qué la primera visita al dentista es gratis?

Muchas clínicas dentales ofrecen la primera visita gratis. Puede parecer una operación de márquetin, una forma de atraer nuevos clientes,…

Alimentación saludable: frutos secos, un superalimento

Los frutos secos son una de las más ricas fuentes de nutrientes: son ricos en magnesio, ácido linoléico, lisina, niacina,…