5 pasos para poner tu casa en venta

El momento de vender tu casa puede dar lugar a muchos agobios y estrés, pero sobre todo puede generar muchas dudas. Y es que seguro que te surgen dudas como qué hacer para preparar la vivienda, cuáles son los documentos necesarios y multitud de inquietudes más antes de que se inicie del proceso de la venta. Por eso, en este artículo hemos reunido pequeños consejos a seguir para poder vender tu casa al mejor precio posible y no venderla por un precio menor al valor real.

  1. Preparativos de la casa

El aspecto a la hora de vender la casa es muy importante ya que cuanto mejor entre de manera visual mayor será el número de interesados por ella. Existe una técnica llamada home staging que consiste en hacer una casa atractiva para el mercado inmobiliario.

Y te vamos a dar algunos trucos que se emplean en esta técnica. El primer paso es despersonalizar la casa, quitando fotografías, posters, muebles con estilos muy definidos o extremos… Es preferible que la vivienda se enseñe con la menor cantidad de muebles y decoración para que así los visitantes y futuros inquilinos puedan imaginarse su vida allí.

También es conveniente arreglar pequeños desperfectos como parches o levantamientos de pintura en las paredes, suelos rallados, ñeques en rodapiés o pomos en mal estado porque pueden provocar que una pequeña inversión aumente el precio de venta.

  1. Documentación

Este momento es muy importante ya que algunos documentos son obligatorios para poder poner la vivienda a la venta por lo que cuanto antes tengas toda documentación preparada podrás evitarte agobios por las prisas de conseguirla.

“Para poner una casa a la venta en España se necesita el documento del título de propiedad y el certificado de eficiencia energética. También es necesario el recibo del pago del IBI y de los gastos de comunidad. En algunas regiones también se debe aportar la cédula de habitabilidad”, explican desde esta inmobiliaria experta en compra venta de pisos en Segovia, Segohouse.

El documento del título de propiedad que se consigue en el registro de la propiedad en el que aparezca detallado el propietario y las características básicas de la vivienda.

El certificado de eficiencia energética es un documento que deberá realizarte y firmar un profesional para la venta y en él se indican los aspectos energéticos de las instalaciones de la vivienda.

También se deberá tener el recibo del pago de Impuestos de Bienes Inmuebles (IBI) para corroborar que el inmueble se encuentra al corriente del último pago. Al igual ocurre si se tienen gastos de comunidad que se deberá presentar un documento mostrando que se ha realizado el último pago.

Dependiendo la comunidad autónoma en la que te encuentres deberás aportar la cédula de habitabilidad.

Si el edificio tiene una antigüedad superior a la de 30 años se deberá, ya sean viviendas unifamiliares, apartamentos o bloques de pisos.

Además, podrás aportar como documentos opcionales los planos de la vivienda para facilitar a los futuros propietarios nuevas reformas u obras.

  1. Tasación

Deberás realizar tú mismo una tasación inmobiliaria de la vivienda, este es un paso muy importante para así hacerte una idea del valor aproximado. Puedes hacerlo fijándote en el precio de las inmobiliarias de la zona, páginas web o hablar con conocidos que se encuentren también en el proceso de venta o compra de un inmueble semejante al tuyo.

Después, lo aconsejable es consultar a un profesional para que esta tasación se realice de la manera más exacta posible. Los expertos tendrán en cuenta la ubicación, el momento en el que se va a realizar la venta y otros elementos extra como pueden ser el ascensor, terrazas o balcones, eficiencia energética, etc.

De todas maneras, ese precio simplemente será el valor de tasación por lo que no es necesario venderla por ese dinero. Si tu consideras que, aún consultado con un experto, tu vivienda vale más o, por el contrario, quieres deshacerte de ella rápidamente podrás modificar el precio a la hora de ponerla a la venta.

  1. Promocionar la vivienda

Este es un punto clave para llegar al mayor número de personas interesadas en la compra de la vivienda.

Para ello es necesario realizar buenas fotos ya que aunque elijas cualquier herramienta de promoción inmobiliaria tendrás que mostrar tu casa a través de imágenes antes de enseñársela a los interesados.  Puedes hacer las fotos tú mismo siguiendo consejos de internet básicos. Así, puedes tener en cuenta el siguiente punto ya que la luz, limpieza y orden ayudarán a mejorar el aspecto. Si no siempre puedes contratar a un fotógrafo profesional, siendo todavía mejor si este es experto en fotografía de interiores, esta pequeña inversión puede hacerte llegar a más gente y vender la vivienda más rápido.

Por último, para que se conozca que tu casa está a la venta puedes apoyarte del típico boca a boca o del tradicional cartel en la fachada. Pero también puedes optar por portales inmobiliarios online, agencias inmobiliarias, páginas web de segunda mano…

  1. Enseñar la vivienda

Lo más seguro es que tengas que recibir a visitantes interesados en la compra del inmueble por lo que deberás preparar estas citas para causar una mejor impresión de la vivienda.

Algunas cosas que te recomendamos hacer es ventilar la casa media hora antes así conseguirás eliminar malos olores como el de las tuberías cuando no se usan a menudo, olor a cerrado, etc. Una vez hecho esto puedes dejar las persianas arriba así podrán ver la mayor cantidad de luz entrando por las ventanas y ver el potencial que tiene la vivienda con luz natural ya que este aspecto muchas veces es determinante para la decisión final.

La limpieza es un tema obvio pero que queremos recalcar ya que encontrar basuras o gran cantidad de polvo dará una sensación de dejadez y descuido y quizás les eche para atrás a los visitantes.

Si todavía la vivienda está ocupada por inquilinos deberás extremar el orden cuando se den las visitas y estar la menor gente posible en el momento en el que se encuentren los visitantes en la vivienda.

Y estos son los pasos y consejos que debes seguir para poner a la venta una vivienda. Aunque siempre puedes confiar en asesores inmobiliarios que te ayudarán en todo el proceso.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Hormigón armado: todos los beneficios de construir con este material

Cada vez es más frecuente encontrar construcciones llevadas a cabo en su mayoría por hormigón armado. Las ventajas de este…

Consejos para una reforma sencilla y de calidad

Si tu casa necesita unos arreglillos o estás aburrido de la decoración y la distribución de tu hogar, es posible…

Passivhaus, la casa eficiente

Hace tres décadas, un alemán y un sueco, decidieron unirse para concebir un proyecto revolucionario: la casa pasiva. Su concepto…