Todo lo que debes saber sobre las cachimbas

Cuando uno piensa en cachimba, automáticamente se nos viene a la cabeza esos jóvenes y alocados adolescentes que se reúnen en un bar para fumar de esos aparatos con mangueras. Todos nos imaginamos a esos chicos fumando, riendo, bebiendo y pasándolo genial en una discoteca.

Pero, además, también somos plenamente conscientes de que la cachimba puede causar serios problemas en la salud a largo plazo. A pesar de ello, obviamos que, tratada como debería, también puede ser sana y terapéutica, si sabes como usarla, en eso nos vamos a centrar en este artículo.

 

Breve historia de la cachimba

La cachimba, también conocida como narguile o shisha, tiene una larga historia a sus espaldas que se remonta al siglo XVI en la India. Originalmente, se utilizaba para fumar tabaco aromatizado con miel y frutas, y era una práctica común en la corte del emperador mogol Akbar el Grande. ¡Era una práctica de la realeza!

Desde la India, la cachimba se extendió a otras partes del mundo, especialmente a los países árabes, donde se convirtió en una parte integral de la cultura social. Se extendió con tanta naturalidad que llegó a verse por todas partes.

A lo largo de los siglos, la cachimba ha evolucionado y ha adoptado diferentes formas y diseños según las regiones.

En la actualidad, la cachimba es muy popular en todo el mundo, especialmente entre los jóvenes, y se utiliza no solo para fumar tabaco, sino también para fumar hierbas, melazas y otros productos. A pesar de que la cachimba ha sido criticada por algunos debido a sus efectos para la salud, sigue siendo una práctica arraigada en muchas culturas y sigue siendo una actividad social popular en todo el mundo.

 

Partes de una cachimba

  • Base: La base es la parte inferior de la cachimba y generalmente está hecha de vidrio, cerámica o metal. Se llena con agua u otro líquido para filtrar y enfriar el humo que se inhala.
  • Cuerpo: El cuerpo es la parte principal de la cachimba, que está conectada a la base y a la cabeza. El cuerpo suele estar hecho de metal, madera o vidrio y tiene un tubo vertical que se utiliza para inhalar el humo.
  • Tubo de inmersión: El tubo de inmersión es una pieza larga y delgada que se extiende desde el fondo de la base hasta el cuerpo de la cachimba. Permite que el humo se filtre a través del agua en la base antes de que se inhale.
  • Vástago: El vástago es la pieza central que conecta la cabeza y el cuerpo de la cachimba. Es generalmente de metal y tiene un orificio en la parte superior para que el humo salga de la cabeza y pase a través del cuerpo.
  • Conexión de la cabeza: La conexión de la cabeza se encuentra en la parte superior del vástago y se utiliza para fijar la cabeza a la cachimba. Generalmente está hecha de metal y tiene una junta de goma para asegurar un sellado hermético.
  • Cabeza: La cabeza es la parte superior de la cachimba donde se coloca el tabaco. Es generalmente de cerámica y tiene agujeros en la parte inferior para que el humo pase a través del tabaco.
  • Papel de aluminio: El papel de aluminio se coloca sobre la cabeza para cubrir el tabaco. Tiene agujeros perforados en la parte superior para que el humo pase a través del tabaco.
  • Boquilla: La boquilla es la parte final de la cachimba donde se inhala el humo. Puede estar hecha de diferentes materiales como plástico, metal o madera y generalmente es intercambiable.

En resumen, la cachimba es una herramienta compuesta de varias partes diseñadas para filtrar y enfriar el humo del tabaco antes de que se inhale. La base, el cuerpo, el vástago, la conexión de la cabeza, la cabeza, el papel de aluminio y la boquilla son las partes principales que componen la cachimba.

Desde Bloom Shisha nos explican que es importantísimo contar con la ayuda técnica de un profesional que te asesore en todo lo necesario cuando vayas a adquirir una, un experto que te hable tanto de sus formas de uso, como de sus formas de higiene como de las dosis correctas de tabaco que debes administrarle para que no sea perjudicial.

 

¿Debo limpiar la cachimba?

Esta es una duda que acomete a los propietarios de las cachimbas. Ahora, yo voy a desvelarla para ti, para que sepas qué has de hacer.

Sí, es importante limpiar la cachimba regularmente para mantenerla en buen estado y evitar problemas de higiene y sabor al fumar. Si no la limpias y pones en su recipiente un sabor diferente, es posible que experimentes una mezcla de sabores desagradable. La cachimba acumula residuos de tabaco y otros productos, lo que puede provocar un mal sabor y reducir el flujo de aire, lo que hace que sea más difícil fumar.

Para limpiar la cachimba, debes desmontar todas las partes y lavarlas con agua caliente y jabón suave. También puedes utilizar un cepillo o una herramienta especial para limpiar los lugares difíciles de alcanzar, como el interior del cuerpo y el tubo de inmersión.

Es recomendable que limpies la cachimba después de cada uso para mantenerla en las mejores condiciones posibles. Además, es importante cambiar el agua de la base cada vez que uses la cachimba para evitar la acumulación de bacterias y malos olores.

Recuerda que una cachimba sucia puede tener consecuencias para tu salud, ya que puede aumentar el riesgo de enfermedades respiratorias, por lo que es fundamental mantenerla limpia y en buen estado.

 

¿Hasta qué punto es cierto que fumar cachumba es perjudicial para la salud?

La realidad es que sea cual sea el método que emplees, fumar siempre es perjudicial, y la cachimba no es una excepción. Por lo tanto, te hago conocedor de los problemas que puede experimentar tu cuerpo cuando lo sometes a este tipo de actividad de forma reiterada y prologada en el tiempo:

  • Riesgo de enfermedades respiratorias: Fumar cachimba conlleva un riesgo elevado de enfermedades respiratorias como bronquitis, enfisema y cáncer de pulmón debido a la inhalación del humo tóxico producido por la combustión del tabaco. Y no solo eso: si ya padeces enfermedades respiratorias (como asma) puede llegar a empeorarlas y a provocarte una crisis.
  • Efectos en la salud cardiovascular: Fumar cachimba también puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial y la enfermedad coronaria.
  • Infecciones: La cachimba puede ser un foco de infecciones, ya que varias personas pueden compartir la misma boquilla y/o manguera sin desinfectarlos adecuadamente.
  • Adicción: La nicotina presente en el tabaco de cachimba es altamente adictiva, lo que puede llevar a la dependencia y dificultades para dejar de fumar.
  • Daño dental: El fumar cachimba puede aumentar el riesgo de problemas dentales, como la caries dental y la enfermedad periodontal, debido a la exposición prolongada al humo y al calor.
  • Mal sabor y olor: Si la cachimba no se limpia adecuadamente, puede acumular residuos de tabaco y otros productos, lo que puede provocar un mal sabor y reducir el flujo de aire, lo que hace que sea más difícil fumar.

En resumen, fumar cachimba puede tener una serie de efectos negativos en la salud, por lo que se recomienda evitar esta práctica y buscar alternativas más saludables para relajarse y disfrutar del tiempo libre.

 

Cachimba y CBD

Desde que se descubrió el CBD (cannabidiol), que es compuesto químico natural que se encuentra en la planta de cannabis, que se ha utilizado cada vez más como una alternativa para aliviar el dolor, la ansiedad y otros problemas de salud), se ha experimentado con él de forma alternativa para paliar el dolor de cierto tipo de enfermedades. De hecho, cada vez son más las empresas que venden cachimbas y productos relacionados con el CBD para su consumo.

Entre ellas, también se ha hecho muy popular entre los fumadores de cachimba, quienes han empezado a usarla unida al CBD como método de reducir el dolor que padecen por algunas enfermedades (como la artritis, por ejemplo).

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la cachimba de CBD no es necesariamente más segura que la cachimba convencional.

El humo producido por la cachimba puede tener efectos negativos en la salud, incluso si contiene CBD. El humo producido por la cachimba puede contener una variedad de sustancias tóxicas, incluyendo monóxido de carbono, alquitrán y otras sustancias químicas que pueden tener efectos negativos en la salud, independientemente de si contiene CBD o no. El hecho de que la cachimba contenga CBD no significa que sea segura para fumar.

El CBD se puede consumir de muchas maneras diferentes, incluyendo aceites, cremas y comestibles, que pueden ser más seguros y efectivos que fumar. Si deseas consumir CBD para aliviar los síntomas de una condición médica, es mejor hablar con un médico o un profesional de la salud para determinar la mejor forma de uso para tu situación específica.

Además, algunos productos de CBD vendidos para su uso en cachimbas pueden no estar regulados adecuadamente y pueden contener ingredientes adicionales que pueden ser perjudiciales para la salud. Es importante investigar y comprar productos de CBD de fuentes confiables y de calidad para garantizar la seguridad.

En resumen, aunque se ha demostrado que el CBD tiene propiedades beneficiosas para la salud, no se recomienda fumar cachimbas de CBD o cualquier otro producto de tabaco o cannabis, ya que el humo inhalado puede tener efectos negativos en la salud. Es mejor buscar alternativas más saludables y seguras para consumir CBD.

 

¿Es aconsejable, entonces, fumar cachimba?

Yo acabo de explicar todos los elementos y desventajas de la cachumba… pero esta decisión siempre será tuya. Ahora que ya sabes todo lo que hay que saber, te toca decidir a ti.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

A todos nos gusta el sol, pero son necesarias las precauciones

A todos nos gusta el sol, un astro rey que tienen multitud de beneficios, pero donde de la misma forma…

Como se amuebla una oficina

El diseño y amueblado de una oficina desempeñan un papel crucial en el bienestar de los empleados y la productividad…

La importancia de elegir un cepillo de dientes adecuado

  La importancia de elegir un cepillo de dientes adecuado es una realidad, puesto que es fundamental para que la…
Scroll al inicio