Miles de propietarios de viviendas apuestan por la pizarra para sus tejados tras el paso de Filomena

Una de las características propias de un hogar que cumpla con los requisitos mínimos de habitabilidad es que sea seguro. Es evidente que a nadie le gusta meterse en un lugar en el que su seguridad no esté garantizada. Precisamente por eso, la solidez con la que está construida una vivienda o un bloque de pisos es una de las cuestiones que más valoran todas aquellas personas que buscan cambiar su lugar de residencia. Ni que decir tiene que esto siempre está por delante de la amplitud del lugar o de su ubicación. 

Son muchas las cuestiones que garantizan la seguridad de un domicilio, pero es evidente que un tejado resistente es una de las mejores maneras de hacerlo. Lo hemos podido comprobar con la borrasca Filomena, que ha dejado multitud de tejados dañados en toda España, con especial incidencia en el centro peninsular, donde a inicios de este mes de febrero todavía estaban intentando volver a la normalidad después de la tremenda nevada que asoló a un gran número de ciudades y municipios de nuestro país. Lo cierto es que ha quedado en evidencia qué domicilios son seguros y cuáles lo son menos. 

Está claro que, para conseguir un tejado que realmente cumpla con esos estándares de seguridad que todos queremos para nuestro hogar, hay que apostar por un material que realmente cumpla con las recomendaciones. Uno de los materiales elegidos por mucha gente para ello no es otro que la pizarra, que está considerado como el más resistente y resiliente del mercado. Es ese el motivo por el que hay una cantidad importante de personas que ha empezado a preguntar cuánto cuesta la instalación de un tejado de pizarra y en cuánto tiempo puede estar completada. 

La borrasca Filomena ha dejado claro que en España necesitamos seguir implementando mejoras en lo que tiene que ver con la arquitectura de nuestros edificios, sobre todo en lo que tiene que ver con los tejados de viviendas y edificios. Desde Ardoises D’Espagne nos han indicado que, tras el paso del temporal, muchas personas que viven en el centro peninsular se han interesado por la instalación de un tejado de pizarra a causa de la buena fama que tiene este material en lo que respecta a su resistencia. Y es que no es para menos. La seguridad siempre es lo más importante. 

La gran suerte que tenemos los españoles 

Podríamos decir que, en relación a lo que estamos comentando a lo largo de todo el artículo, los españoles y las españolas somos gente con suerte. El motivo es que España es uno de los máximos productores de pizarra en el mundo, así que adquirir este material en el interior de nuestras fronteras siempre será más barato que en cualquier otro país. Y, además, según el portal web Aeic, España es también el primer exportador de pizarra de todo el mundo sin lugar a dudas. 

Otra noticia, en este caso de la página web Aexcid, indicaba más o menos algo parecido, y es que España era una de las grandes potencias mundiales en lo que tiene que ver con el mercado de la pizarra. La verdad es que escuchar y leer a través de diferentes fuentes la importancia que tiene un elemento como este en lo que respecta a la construcción de un edificio y su seguridad, podemos sentirnos bastante afortunados en un país como el nuestro. No es para menos y ni que decir tiene que tenemos mucho que agradecer a todas las personas que hacen posible que así sea.

Es verdad que no hemos sido siempre los líderes en lo que se refiere a la producción de un material como al que nos venimos refiriendo. El Reino Unido fue una potencia hasta hace algunas décadas, pero sus recursos se acabaron y otros países que no habían destacado por su trabajo con la pizarra, como es el caso de España o el de Francia, tomaron una iniciativa que todavía perdura hasta nuestros días y que, además, se va a extender durante las próximas décadas. Eso nos va a proporcionar beneficios en términos de seguridad y también, y como no podía ser de otra manera, en términos laborales y económicos.

Estamos seguros de que la confianza que estamos empezando a depositar en la pizarra todavía tiene un margen de mejora considerable, algo que iremos viendo durante los próximos años y que, sin ninguna duda, va a ser una de las cuestiones que más seguros dejen a los propietarios de las viviendas en relación a la protección y resistencia de sus viviendas, especialmente en lo que a los tejados se refiere. Está claro que los beneficios de un material como este no se pueden dejar de tener en cuenta.

Deja una respuesta