La menopausia afecta a la salud oral

La menopausia, el embarazo, la pubertad y el ciclo menstrual influyen en la salud oral de las mujeres.

Durante la menopausia, el menor aporte o la usencia de estrógenos puede provocar una atrofia y sequedad en las mucosas de la cavidad oral, por lo que aparecen problemas en la sonrisa como gingivitis descamativa, enfermedad periodontal, deterioro dental…

Este cambio en los niveles de estrógenos ocurre porque ya no sigue preparando el cuerpo para el embarazo, ya que la reserva ovárica ha llegado a su fin.

Esa bajada de estrógenos también afecta a la densidad de los huesos, por lo que aparece la osteoporosis. Es aconsejable añadir más calcio a la dieta y realizar ejercicios de fuerza. Además, es necesario consumir alimentos ricos en vitamina D y vitamina K.

«La vitamina D puede obtenerse por el sol, teniendo en cuenta que es importante limitar las horas de exposición ya que la piel durante la menopausia se vuelve más fina y delicada, sufre dilataciones vasculares, dificultad de cicatrización, o cambios en la pigmentación. Para evitar o reducir ello, y encima no quemarse, debemos tomar el sol 15 minutos al día y protegernos con la crema solar», informa el periódico digital Okdiario.

Los cambios que sufren las mujeres a medida que estas hormonas van disminuyendo son los siguientes: cambios de humor, riesgo de padecer depresión, sudores nocturnos, insomnio, irritabilidad, sofocos, ganancia de peso, sequedad vaginal y disminución del deseo sexual.

Estas alteraciones hormonales explican esa mayor probabilidad de que se produzca aumento de peso, ralentización del metabolismo y cambios en la composición corporal. Beatriz Méndez del Río, terapeuta nutricional especializada explica que el estrógeno es uno de los mayores impulsores del metabolismo.

«Ya no se queman ni las mismas calorías ni de la misma forma, lo que puede llevar a ganar peso, especialmente si no se adapta la alimentación y el estilo de vida a la nueva etapa», señala la experta.

En esta etapa muchas mujeres sienten que el cuerpo cambia, por la diferente distribución de la grasa y la pérdida de masa muscular, es decir, antes la grasa se acumula más en la zona de la cadera, ahora la acumulación de grasa se da en la zona central.

Las mujeres con menopausia tienden a dormir menos profundamente, porque disminuye la progesterona, considerada la «hormona de la calma» pero el estrógeno también influye en el sueño.

«La caída de estas dos hormonas, por tanto, está ligada a la peor calidad del sueño haciendo que haya más episodios de despertares y que esa persona esté más tiempo despierta durante esos despertares nocturnos», añade Méndez del Río.

El sueño afecta a la concentración, a la memoria, al sistema inmune, al peso, al estado de ánimo, etc. Los consejos para dormir bien en la menopausia son los siguientes:

-Es muy importante acostarse y levantarse todos los días a la misma hora.

-Evita ver la televisión o el móvil en el dormitorio.

-Haz ejercicio a la misma hora todos los días, pero nunca antes de irte a la cama.

-Evita dormir la siesta al final de la tarde.

-Opta por algunas actividades relajantes para el momento de irse a dormir, como meditar, escuchar música relajante o darte un baño caliente.

-Evita el alcohol , la cafeína o el té, al final del día.

-Es muy importante que la temperatura de la habitación sea cómoda, por lo que ni demasiado caliente ni demasiado fría.

-La terapia cognitiva conductual puede ayudar a resolver trastornos del sueño.

¿Cuáles son las alteraciones orales durante la menopausia?

Los profesionales de Value Dental explican las alteraciones orales:

Periodontitis

Varios estudios científicos han encontrado una asociación entre enfermedad periodontal y osteoporosis. Esto ocurre por los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de esta enfermedad.

Xerostomía

Es la sensación de boca seca, la reducción de estrógenos también se ha vinculado con la xerostomía, es decir, las glándulas salivales segregan menos cantidad de saliva. Esta patología aumenta la probabilidad de desarrollar caries.

Síndrome de la boca ardiente

Es sensación de hormigueo y adormecimiento de los tejidos blandos. Las alteraciones hormonales están relacionadas con la disminución de estrógenos y con esta patología.

Este síndrome puede afectar a una parte o a toda la cavidad bucal y causa ardor en la boca, escozor o dolor.

Prevención

Es aconsejable evitar comidas y bebidas irritantes. Las mujeres durante la menopausia deben mantener una adecuada higiene oral y seguir sus revisiones periódicas al menos dos veces al año.

También deben elegir aquellos alimentos que pueden favorecer la salud dental como el pescado, frutas y aceite de oliva, porque estos alimentos reducen los microorganismos del biofilm dental y ayudan a eliminar la placa de los dientes.

Los expertos recomiendan a las mujeres hidratarse de forma correcta y tomar líquidos, lo ideal es alcanzar los 2 litros diarios como mínimo.

Además, para que las glándulas salivares no se atrofien y produzcan menos saliva se pueden utilizar caramelos y chicles sin azúcar, con sabor a fresa ácida o limón.

A muchas mujeres les salen unas dolorosas llagas por las que acaban comiendo menos de lo que debieran, también pueden perder algún alguna pieza dental porque las mandíbulas se vuelven más débiles.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones
brackets

Tipos de brackets

Nosotros estamos ya habituados a ver a los niños en ortodoncia, puesto que lo que se busca es la corrección

Pisando fuerte

La manera en la que nos movemos, caminamos o realizamos ciertas tareas, determina en gran medida algunas de las molestias

Scroll al inicio