Consejos para reducir el dolor de muelas

Los dolores de muelas pueden llegar a ser algo muy doloroso, sobre todo durante la noche y es que tener un dolor de muelas nocturno hace que conciliar el sueño se vuelva una tarea bastante difícil.

Sin embargo, existen algunos remedios que pueden aportar algo de alivio y ayudar a quien lo necesite, entre los que destaca, tomar algún analgésico, aplicar una compresa fría o poner clavos de olor en los dientes.

En este artículo te contamos todos lo que necesitas saber para evitar pasar más noches enteras en vela o sufriendo por esos dolores de muela tan molestos.

  • Analgésicos orales

Quizás pienses que los analgésicos sean la opción más rápida y cómoda pero nada que ver, existen otros métodos mucho más naturales y efectivos.

De igual forma si prefieres tomarte una pastilla y olvidarte de preparar mezclas y demás, sigue siempre las indicaciones recomendadas en el envase si no has ido al médico con anterioridad.

Si el dolor de muelas es bastante fuerte, tendrás que ir a un dentista y hablarlo con él, para que te mande algún analgésico más fuerte.

  • Mantén la cabeza erguida

“Al mantener la cabeza erguida se puede evitar la presión sobre los dientes que se realiza cuando la cabeza está apuntando hacia abajo. En ese sentido, si la molestia es muy grande por la noche es mejor procurar dormir de esta forma”, explican desde Mavident, clínica dental  en Don Benito y Hornachos.

  • Enjuague de agua con sal

Un simple vaso con agua y sal puede llevar a mermar el dolor de muelas considerablemente.

El agua con sal es un agente antibacteriano natural por lo que puede reducir la inflamación de la zona afectada. Esto ayuda a prevenir la infección de las piezas dentales dañadas.

Los enjuagues preparados de forma casera con agua y sal también pueden ayudarte a eliminar las partículas restantes de comida o residuos atrapados en los dientes y encías.

  • Compresas frías

Utiliza una compresa fría para calmar el dolor de muelas. Colocar una bolsa de hielo envuelta en un trapo en el lado de la cara afectado o la mandíbula ayuda a contraer los vasos sanguíneos, por lo que el dolor se reducirá y te ayudará a conciliar el sueño.

Aplica una compresa fría durante unos 15 o 20 minutos sobre la zona afectada cada pocas horas en la noche también te puede ayudar a descansar mejor ya que prevendrás el dolor antes acostarte.

  • Enjuague con agua oxigenada

La periodontitis es una infección muy grave que ataca a las encías y suele aparecer como consecuencia de la mala higiene de los dientes. Esa enfermedad puede generar problemas como dolor, sangrado de encías y sensación de dientes flojos.

Para crear esta mezcla es necesario mezclar el agua oxigenada en partes iguales con el agua. Toma buches con la solución en la boca, pasa el líquido por la zona afectada y al cabo de un minuto más o menos, escupe la solución.

Esta solución no está recomendada para los más pequeños ya que existe el peligro de que se puedan tragar la mezcla accidentalmente.

  • Ungüentos medicados

Algunas pomadas medicinales también pueden ser de gran ayuda para calmar el dolor de muelas. Los geles y ungüentos anestésicos que se venden sin necesidad de tener una recete médica contienen ingredientes como la benzocaína pueden adormecer la zona calmando el dolor durante un tiempo.

Has de saber que si es tu hijo quien tiene estos dolores de muela, no le puedes dar benzocaína ya que no es bueno para las personas de tan temprana edad.

  • Clavos de olor

El eugenol es uno de los principales compuestos de los clavos de olor y pueden reducir el dolor dental. Este compuesto actúa a modo de analgésico, lo que significa que adormecerá la zona. Para usar el clavo de olor para dormir la zona hay que remojar los clavos molidos en agua para crear una pasta. Luego, aplica esta mezcla en el diente o ponla en una bolsita de té vacía y colócatela en la zona afectada.

Otra de las alternativas que ofrecen los clavos de olor es masticar o chupar suavemente un solo clavo de olor y luego dejar que permanezca cerca de la muela. Esto aliviará el dolor más directamente.

Como con otros remedios mencionados anteriormente, recalcar que este no es un remedio recomendado para niños pequeños ya que podrían tragarse el clavo, lo cual puede ser muy peligroso por su forma puntiaguda.

  • Té de menta

Tomar té de menta o chupar las bolsas de té directamente puede aliviar notoriamente el dolor de muelas de manera temporal.

Muchos investigadores y profesionales de la salud dental cuentan que la menta contiene compuestos antibacterianos y antioxidantes. El mentol, un ingrediente presente en la menta, también puede tener un leve efecto adormecedor en las áreas sensibles.

En definitiva, el dolor de muelas es algo muy doloroso y molesto. Y es cierto que existen muchos remedios caseros para paliar este dolor de forma temporal y así ayudarte a dormir, pero no son una solución permanente.

Si en tu caso llevas sintiendo dolor más de dos días sin presentar síntomas de infección sinusal, consulta con tu dentista para obtener un analgésico y seguir un tratamiento controlado.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Conoce las principales claves del Mindfulness

El Mindfulness es una práctica que básicamente lo que consiste es en fijarse en el momento presente y tener conciencia…

Tu clínica de estética

Todos soñamos con tener una piel perfecta, tersa, unos dientes blancos y en ocasiones buscamos remedios para poder conseguir esto. Queremos…

Extensiones de pestañas o lifting

Los nuevos tratamientos de belleza hacen que muchas de nosotras nos preguntemos cuál es la mejor opción y, a grandes…