Todo lo que necesitas para hacer una mudanza

Mudarse a una casa nueva es una tarea emocionante aunque puede resultar agobiante si no se planifica con tiempo y paciencia. Por eso aquí te vamos a dar una lista de todo lo que necesitas para hacer una mudanza, y así hacer de ella una tarea más liviana para que puedas disfrutarla al máximo.

Mudarse a una casa nueva es una tarea emocionante aunque puede resultar agobiante si no se planifica con tiempo y paciencia. Por eso aquí te vamos a dar una lista de todo lo que necesitas para hacer una mudanza, y así hacer de ella una tarea más liviana para que puedas disfrutarla al máximo.

  1. Busca una empresa de mudanzas

Elegir una empresa de mudanza puede ser una tarea fácil pero es una tarea importante de hacer bien ya que debes elegir buenos profesionales. De eso dependerá que tus artículos, muebles y electrodomésticos lleguen sanos y salvos a la nueva casa y evitar pagar más de lo esperado para arreglar desperfectos.

Por ello es aconsejable, sentarte frente al ordenador y buscar por internet distintas empresas de mudanzas. Puedes mirar los comentarios que han dejado anteriores clientes y ver si hay alguna opinión negativa que sea digna de valorar.

Llama a la empresa y asegúrate de que pueden hacerte una valoración de la cantidad de cosas que tienes que transportar y si tienen furgonetas del tamaño que necesitas y el número de personas con el que contarás el día de la mudanza.

  1. Compara presupuestos de mudanzas

A la hora de elegir empresa de mudanzas es importante comparar los precios. Cada empresa te ofrecerá un precio diferente según el volumen de mercancía que haya que transportar e incluso por la distancia que deban recorrer hasta la nueva casa. No te quedes con lo más barato, y estudia todo tipo de presupuestos, ya que hay veces que lo barato sale caro y en este tipo de situaciones no puedes permitirte el lujo de perder dinero ya que hay muebles, decoración y electrodomésticos que están en juego.

Elige siempre la mejor tarifa que se adapte a tus necesidades y te ofrezca las mejores garantías y servicios.

No obstante, no sólo puedes guiarte por el precio, también por la calidad o los permisos. “En nuestro caso nuestros clientes no tienen que preocuparse por nada. Nos encargamos desde los permisos necesarios para ocupar la vía pública y realizar la recogida de los enseres, hasta el montaje y desmontaje, embalaje y la descarga en el destino”, indican desde Mudanzas Alicante, empresa con gran experiencia en el sector con servicio de mudanzas en Orihuela, Alcoleja, Alcoy, etc.

  1. Haz una lista con las cosas importantes

Hacer una lista con las cosas que te vas a llevar es importante. Haz un inventario de todas tus cosas para posteriormente comprobar que ha llega llegado todo sano y salvo a casa y que no se hayan dejado nada en el camino o que no haya llegado alguna caja en unas condiciones distintas a las que estaban antes de ser colocadas en la furgoneta de transporte.

Si vas a hacer la mudanza por tramos o días distintos puedes prepararte varias listas; una con las cosas que ya has embalado, otra con las cosas que hayan llegado a su destino, otra con las cosas que aún están en camino. Así te aseguras un control absoluto de todas tus pertenencias.

  1. Deshazte de lo que no necesitas

Llega el momento en el que es mejor deshacerte de lo que no necesitas para así evitar cargar cajas en exceso y poder abaratar los costes de la mudanza y ahorrar espacio en tu nueva casa. Está claro que habrá cosas de las que no querrás deshacerte por el gran valor sentimental y económico que tendrán. No obstante, piensa muy bien lo que puedas o no necesitar realmente.

Una vez hayas elaborado una lista y separado las cosas que ya no vayas a necesitas puedes hacer varias cosas con todas ellas:

  • Donar a algún rastrillo benéfico.
  • Donar a una ONG, como Cáritas, que recoge ropa usada para reutilizarla, donarla a los más necesitados o venderla en sus tiendas benéficas.
  • Donar la ropa que no quieras en parroquias o asociaciones.
  • Vender en plataformas online lo que no necesitas para conseguir un dinero extra. También puedes hacerlo en tiendas de segunda mano de tu zona.
  1. Busca cajas y material de protección para embalar

Antes de empezar a embalar nada, asegúrate de tener suficiente papel de embalar y papel protector para poder llenar las cajas a modo de colchón amortiguador para los objetos más frágiles. No disponer de suficiente protección puede suponer riesgo de rotura en tus pertenencias.

Si por el contrario prefieres ahorrarte un poco de dinero y no comprar papel de protección, puedes optar por usar sábanas, mantas y ropa antigua o también con hojas de papel de periódico.

Si quieres ahorrarte también dinero en las cajas, puedes ir a supermercados o a locales comerciales cercanos de tu zona y preguntar si tienen cajas vacías en el almacén. No obstante, puedes conseguir packs de cajas preparadas para mudanzas online.

Estos han sido los 5 consejos que consideramos más útiles a la hora de afrontar una mudanza para que todo salga bien. No obstante, no lo hagas todo en solitario, hazlo con ayuda de tus familiares para hacer una mudanza más rápida y organizada.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Cambia la mentalidad de los españoles en lo que respecta a su hogar

Siempre que pensamos en la comodidad de un hogar, tenemos varias cosas en mente. Una de ellas, como seguramente ocurrirá…

Pintura o papel pintado: ventajas e inconvenientes

Cuando se va a decorar una habitación uno de los primeros pasos es elegir cómo van a ser las paredes.…

Trucos para ordenar las herramientas del jardín

Cuando tenemos jardines espaciosos o un muy pequeños, siempre se nos presentan dos dificultades: la primera es que al tener…