Nuevas tendencias en repostería

La repostería cada día se parece más a la moda, son conceptos muy parecidos y que se retroalimentan. Porque al igual que ocurre en la moda la repostería y la pastelería se ve influenciada por nuevos conceptos, formatos, ingredientes, técnicas, modelos de negocios y cambios sociales. Y con motivo de todos estos cambios aparecen ñas nuevas tendencias en la repostería. Unas tendencias que vamos a descubrir en este artículo.

La repostería cada día se parece más a la moda, son conceptos muy parecidos y que se retroalimentan. Porque al igual que ocurre en la moda la repostería y la pastelería se ve influenciada por nuevos conceptos, formatos, ingredientes, técnicas, modelos de negocios y cambios sociales. Y con motivo de todos estos cambios aparecen ñas nuevas tendencias en la repostería. Unas tendencias que vamos a descubrir en este artículo.

  • Menos industrial y más productos naturales

Desde hace más de 10 años se está notando un cambio en la alimentación de toda la población, ya que cada vez se demandan productos de mayor calidad por el culto al cuerpo y cuidado de la salud.

Así, por una parte se aprecia una demanda de productos de repostería de manera ocasional. Pero también se intentan crear productos con una elaboración nutricional de un perfil más equilibrado, para un consumo del día a día. “Nuestra bollería se elabora sin conservantes, sin monodiglicéridos, sin aromas artificiales, sin grasas trans y sin aditivos. Para poder conseguir productos naturales e igual o más ricos que los que utilizan este tipo de ingredientes insanos”, explican desde El Molí Pan y Café, franquicias de panaderías saludables.

También hay que destacar que continúa en alza la demanda de productos sin lactosa y sin gluten, apostando por una repostería menos dulce y más natural, concienciando así a los consumidores sobre los malos hábitos alimenticios y mejorando la salud y el bienestar de los mismos.

Aumenta, por otro lado la elaboración de productos con azúcar refinado, como el jarabe de frutas y crece el uso de especias potenciadoras de sabor sin edulcorar ni azucarar. También se ve mucho el uso de nuevas harinas, como la harina de yuca, de soja o incluso, la harina de coco. Esto se debe a que este tipo de harinas tienen mayor contenido proteico.

Hablando de grasas, obviamente, se ha apreciado el uso de grasas de una calidad superior. Independientemente de lo que marque la legislación, que regula el uso de grasas en los alimentos, hay una mayor participación de grasas de mayor calidad. Una buena mantequilla, una buena nata, queso crema o mascarpone, son productos imprescindibles en una repostería de alta calidad.

  • Recetas tradicionales mejoras

Los profesionales del sector, están en continuo estudio de la repostería procurando siempre variar el recetario y conseguir nuevos productos. Pero también intentan hacer uso de las recetas tradicionales reemplazando por completo el uso de algunos ingredientes como las grasas y azúcares por unos de mayor calidad, sin perder su inconfundible sabor clásico. Así como también emplean nuevas técnicas en estas recetas tradicionales para cambiar el aspecto o mejorar el sabor.

  • Pasteles más fotogénicos

En un mundo donde predominan las redes sociales, no hay que dejar de lado el aspecto con el que lucen estos dulces. Por eso los profesionales de este sector ponen todos sus esfuerzos en una elaboración perfecta.

Además, no sólo por las fotos. Sino que como consumidores aumentan las ganas de tomar los productos y mostrarlos al mundo. Es así como funciona actualmente el mundo de las redes sociales, especialmente de Instagram, la red social donde más fotos se comparten de postres y dulces mencionando al establecimiento donde se han consumido.

  • Incremento de la pastelería híbrida

La pastelería híbrida consiste en la unión de dos recetas distintas para hacer de ellas una misma, con la intención de innovar y buscar nuevos conceptos de repostería.

Las recetas más famosas se encuentran lejos de España. Tenemos por un lado el “Cronut”, fruto de la fusión del original croissant, y la famosa rosquilla americana o donut. Otro ejemplo de pastelería híbrida podría ser la “Crookie”, o lo que es lo mismo, fusión entre el Croissant y la riquísima galleta Oreo. El “Donnoli” es un producto creado por la fusión del donut y los canelones sicilianos rellenos de ricota. O, el Townie, que transforma el famoso brownie en una tarta con un centro pegajoso y un exterior muy crujiente.

  • Imposición del formato mini en pastelerías

Si hablamos de cantidad, calidad, precio, esta es una opción bastante proporcionada en todos sus aspectos. Formato individual, talla XS, pasteles para comer de un bocado. Perfectos para no tener que compartir con nadie y saciar el apetito de dulce sin tener demasiados remordimiento. También es una manera que permite a los profesionales ofrecer una degustación de algunas de sus últimas creaciones para saber si van a funcionar y las deben incluir en su carta.

  • La pastelería “veggie” y los sabores vegetales

Lo que al principio parecía una simple moda, parece ser que cada día se suma más gente. Y si, hablo del consumo de productos de una dieta vegana. Huyendo de productos de origen animal o de mala calidad la pastelería ‘veggie’ propone la sustitución de la mantequilla tradicional por la mantequilla de frutos secos, que se elabora a base de nueces, avellanas o almendras. Así, en este tipo de pastelería también se sustituye el huevo por semillas de linaza y la crema de coco o las leches vegetales se usan en lugar de nata o leche de vaca.

  • Uso de nuevos ingredientes como la inulina o el pandan

La inulina es una fibra vegetal que aporta mayor cremosidad. Está bastante presente en numerosos vegetales, cereales o frutas, aunque su variedad en polvo la obtienen principalmente de la achicoria. De sabor neutro y ligero poder edulcorante, con la inulina se consigue una gran cremosidad sin hacer uso excesivo de grasas y azúcares.

El auge de la repostería japonesa continua a pasos agigantados y su influencia en nuestro país es más que evidente, con productos como el té verde o el té matcha, muy usados en la repostería europea y americana.

Por otro lado, está el yuzu (un cítrico), el sake o incluso el whisky japonés. Productos que empezamos a ver cada vez más en la repostería española. No obstante, están por llegar aún sabores muy complejos, como  es el caso de pandan, una planta de la cual, se usan sus hojas a modo de envoltorio para carnes y pescados con la cometida de aromatizar, pero que aporta también un color verdoso a los alimentos de forma natural. Así, próximamente se va usar en postres y bebidas, especialmente en productos de bollería y repostería.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

¿Debo reformar mi comercio o negocio?

Suele pasar que aquellas pequeñas y medianas empresas que han logrado alcanzar un buen desempeño y una suerte de éxito…

Los relojes, un clásico de la moda y las tendencias que siempre está de actualidad

Muchos de nosotros tenemos serias dudas acerca de que regalar a la gente y es que cada vez es más…

El reloj de pulsera sigue de moda

Hay algunos complementos que nos posicionan, que nos hacen especiales a la hora de ser comparados con otras personas. Sin…