Los beneficios de la naranja para la salud

Los beneficios de la naranja para la salud son de lo más variados. La composición a nivel nutricional que tiene la naranja, como dice naranjasaldia.es cuenta con grandes benenficios para la salud.

Veamos más sobre el tema:

Refuerzo de la inmunidad

Debido a las grandes propiedades y beneficios para la salud, creemos que las naranjas tendrían que estar presentes en la dieta de todos, en especial las personas que están bajos de defensas y que tienen una mayor propensión a tener catarro, proceso gripal, alergias respiratorias o infecciones debido al herpes Hablamos de que son antivirales y antibacterianas, neutralizando la acción de los radicales libres.

Anemia

La naranja es también de lo más aconsejable para las personas anémicas y mujeres jóvenes que acostumbran a tener menstruaciones de gran abundancia, puesto que la vitamina C lo que hace es favorecer la absorción del hierro.

Regulación del colesterol

Las naranjas contienen pectina, que lo que hace es colaborar a que bajen los niveles de colesterol en sangre. Los últimos estudios científicos que se han hemos partiendo de compuestos aislados de la corteza de la naranja, son las flavonas polimetoxiladas, lo que ha ofrecido buenos resultados en la reducción del colesterol que algunos de los fármacos prescritos para ello, además de no contar con efectos secundarios.

Debido a la riqueza del magnesio, se fluidifica la sangre y evitar la formación de coágulos y protegerse del riesgo de tener trastornos cardiovasculares o del derrame cerebral.

Cuando se toman naranjas de manera regular, también debemos saber que es bueno para la prevención de las varices o las hemorroides, puesto que lo que hacen es proteger los casos sanguíneos y ayudar a tener una circulación buena.

Bueno para el aparato digestivo

Podemos hablar de más beneficios de las naranjas para la salud, pues actúan como importante regulador de estómago y del intestino para el alivio de los espasmos gástricos, las digestiones pesadas o dispepsias.

De igual forma, son buenas para los que tienen cierta propensión al padecimiento de gases, hinchazón y flatulencias. Hablamos de algo ligeramente laxante, además de ser bueno para el estreñimiento. No olvidemos que el alto contenido que tienen en potasio hace que sean de lo más conveniente para los hipertensos.

Fortaleza para los huesos

Al contar con grandes cantidades de vitamina C y de calcio son ideales de cara a poder proteger los huesos y también los dientes. Son buenos también para contar con unas articulaciones de mayor fuerza y que se reduzca la inflamación por artritis reumatoide y por la artrosis.

Eliminación de impurezas

Los naranjas ayudan a que se elimine el ácido úrico mediante la orina y son de lo más depurativas.  Ayudan también a prevenir la formación de piedras en el riñón o en las vías del aparato urinario, caso de la cistitis, siendo de gran utilidad para quienes tienen gota y artritis.

Como se estimulan funciones depurativas en el hígado y en los riñones y tienen poco valor en materia de calorías, son buenas para reducir el peso.

Energía, pero de buena calidad

Debemos tener claro que la naranja es de gran riqueza en azúcar de absorción rápida. Por todo esto es bueno para hacer deporte al aire libre, caso del cicloturismo, excursionismo, así como las carreras de fondo. No solo la lo toleran bien los diabéticos, también es de lo más recomendable.

Anticáncer

Como tiene efecto antioxidante, hay estudios a nivel científico que lo que hacen es establecer una vinculación en cuanto al consumo habitual de naranjas con que se pueda reducir el riesgo a que se puedan sufrir una seire de clases de cáncer, como puede ser el de colon o estómago. De las razones que hacen que este tipo de fruta impida que los nitritos que aportan los alimentos pasen a ser nitrosaminas cancerígenas, lo que hay que tenerlo en cuenta.

La moderación si hay acidez

Pensemos que las naranjas, como los cítricos, tienen un punto de acidez. Debido a ello, por las propiedades y esos beneficios que tienen, los excesos no son recomendables, pues podemos encontrarlos si tenemos propensión a sufrir acidez de estómago, donde ese tipo de acidez puede llegar a tener efectos nocivos sobre la placa dental.

Hay que tener muy claro que las naranjas es una hoya de la naturaleza, pero también ser conscientes de que los excesos, como todo en la vida no son buenos, por lo que debemos consumir este tipo de fruta de manera mesurada, en especial si padecemos acidez, por lo que ya sabes, naranjas sí, pero con calma.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

La importancia de la autoestima

Este concepto tan ligado a la salud mental, es la base de una buena relación personal con uno mismo y…

Qué es la ortoapnea y cómo tratarla

La ortoapnea es una dificultad para respirar que algunas personas experimentan cuando están acostadas, pero desaparece una vez que regresan…

El Síndrome de Casandra en parejas neurodiversas y neurotípicas

Generalmente, todo problema de pareja suele recaer en la pareja no autista, lo que conlleva a ciertos cuadros de éste…