Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las redes sociales apuestan por el cuidado bucal

A veces, no llegamos a comprender por qué se demonizan tanto las redes sociales. Es verdad que estamos hablando de un entorno en el que hay que tener cuidado, sobre todo cuando de ellas hacen uso los niños y niñas, pero no cabe la menor duda de que se trata de un entorno interesante, que nos permite obtener una nueva vía de comunicación y que, desde luego, ha abierto un espectro en materia empresarial y de marketing que bien merecería ser analizado. Las redes sociales, bien usadas, no son un problema.

A veces, no llegamos a comprender por qué se demonizan tanto las redes sociales. Es verdad que estamos hablando de un entorno en el que hay que tener cuidado, sobre todo cuando de ellas hacen uso los niños y niñas, pero no cabe la menor duda de que se trata de un entorno interesante, que nos permite obtener una nueva vía de comunicación y que, desde luego, ha abierto un espectro en materia empresarial y de marketing que bien merecería ser analizado. Las redes sociales, bien usadas, no son un problema.

De hecho, en los próximos párrafos vamos a realizar un pequeño análisis de uno de los mejores efectos que han tenido las redes sociales en los seres humanos. Y es que, gracias a ellas, hemos puesto el foco de nuestra vida en la salud y en los cuidados que necesitamos para encontrarnos bien, contentos y felices. Un entorno como el de las redes sociales hace que todos y todas dependamos de nuestra imagen física, así que disponer de una buena salud física es algo que necesitamos para tener popularidad en un entorno como ese. Si, de paso, mejoramos el estado de nuestro cuerpo, salimos ganando en todos los sentidos.

Uno de los lugares de nuestro cuerpo que es más importante desde el punto de vista de las redes sociales y que mejor puede ayudarnos para presumir de nuestra imagen física es nuestra boca. Unos dientes blancos son la mejor forma de hacer que la primera impresión que se lleven nuestros posibles contactos en una red social como lo es Instagram sea del todo buena. Y la verdad es que merece la pena intentarlo. Por salud y por sociabilidad. Como ya hemos comentado en el párrafo anterior, salimos ganando de todas las maneras posibles sin riesgo alguno.

Hemos querido saber qué grado de importancia han adquirido las redes sociales en lo que tiene que ver con la mejora de la salud dental entre los españoles y españolas y para ello hemos recurrido a los profesionales de la clínica dental C Blanco. Según lo que nos han comentado, lo verdaderamente importante de este asunto es que la gente joven, que por lo general no solía mostrar demasiada preocupación por su salud dental hace una década, ahora es el principal grupo de población que acude a las instalaciones de esta clínica. Eso dice mucho del papel de las redes sociales en este asunto. Un papel que no es baladí en absoluto.

Prevenir las infecciones, clave para el cuidado de los dientes

Una de las claves para evitar problemas con nuestra sonrisa es evitar que aparezcan infecciones, ser capaces de prevenirlas. Ese es el consejo que muchos dentistas le otorgan a esos jóvenes que tan preocupados están por el cuidado de su imagen personal y, por ende, de su sonrisa. Un artículo publicado en la página web de Mejor con Salud (dependiente del diario deportivo AS, por cierto), hablaba de algunos de los consejos necesarios para prevenir estas infecciones y que os comentamos a continuación:

  • Ni que decir tiene que cepillarse correctamente los dientes es una de las claves para hacer posible que las infecciones no invadan nuestra boca. No nos vale de nada que no pasemos el cepillo por toda la superficie del diente. Hay que cubrirlo entero.
  • Hay que usar complementos para la limpieza dental, no vale solo con el cepillado. Usar hilo dental y enjuague nos ayudarán a hacer de nuestra limpieza dental algo mucho más completo y que nos permita estar protegidos ante posibles infecciones que se puedan desarrollar en nuestra boca.
  • Lo ideal es que el número de cepillados sea 4: uno nada más levantaros y los otros 3, después de cada una de las comidas principales del día: desayuno, comida y cena. No pasa nada, por cierto, si no nos los cepillamos después del almuerzo de media mañana o de la merienda. Los momentos que mencionábamos al principio de este punto sí que son importantes y de ellos no nos podemos olvidar.

Está claro que cuidar de nosotros y nosotras mismas se ha convertido en una obligación y que las redes sociales han jugado una importancia muy grande en la consecución de ese objetivo. Esta es la prueba de que la salud puede verse muy favorecida con la aparición de las nuevas tecnologías, aunque sea cierto que, a veces, esas redes sociales presenten peligros especialmente para personas que todavía no alcanzan la mayoría de edad.

Estamos seguros de que va a seguir aumentando la cantidad de personas que apuesten por su salud dental. Y esta es una buena noticia, porque eso seguirá ayudando a que nuestro país tenga la oportunidad de abandonar los últimos puestos en la lista europea de países en los que la población se interesa más por su salud dental. Dentro de poco tiempo, pasaremos a formar parte de la ‘burguesía’ de esa lista.

Comparte este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Últimas publicaciones

¿Qué se entiende por dolor orofacial?

El dolor orofacial o síndrome de disfunción de la articulación temporo-mandibular puede originarse en la musculatura mandibular y/o en la…

Los beneficios del ácido hialurónico para tu sonrisa

El paso del tiempo nos trae mucha experiencia, pero también las conocidas y tan temidas marcas de la edad, llamadas…

Estos son los consejos para tener unos dientes sanos en verano

Verano, la palabra mágica que todos tenemos en nuestra cabeza. Momento de desconectar de los jefes, del trabajo, del estrés,…