La petanca es tendencia

La petanca es un deporte que está de moda, incluso la cantante Dua Lipa ha celebrado su cumpleaños jugando a la petanca con el diseñador Jacquemus.

Las celebrities adoran este deporte, desde los miembros de la familia Casiraghi en Mónaco a los príncipes de Gales, la actriz Katheryn Winnick y el actor Robert de Niro, entre muchos otros.

El Periódico informa que «Karl Lagarfeld organizó en 2010 un torneo con ‘celebrities’ para presentar una de sus colecciones de Chanel en Saint-Tropez».

En Francia es un deporte muy habitual en verano, por lo que se puso de moda entre las famosas que veraneaban allí en esa época, como Brigitte Bardot y Gina Lollobrigida.

Aunque en España asociamos este deporte con la tercera edad, pero no es cierto. “Siempre se ha dicho que es un deporte para que los mayores jueguen en los parques, cuando tenemos a muchos jóvenes jugando a la petanca. En la provincia de Alicante también se está haciendo un gran trabajo, con cursos y entrenamientos mensuales. Hay muchos jóvenes jugando. La petanca es un deporte que está de moda, como hemos podido comprobar en este Mundial, en el que han participado más países que nunca”, explica Aurelia Blázquez Ruiz, que se colgó el oro en el Mundial de petanca que se celebró el año pasado en Dinamarca.

«Hay muchísimos jóvenes compitiendo ahora mismo y la media de edad estará en unos cuarenta años», comenta Paco Coca-Cola, que pertenece a la Federación Española de Petanca y ha ganado cinco campeonatos de España.

La petanca tiene origen en Francia, concretamente en la Provenza. A finales del siglo XIX y principios del XX este deporte se practica en todo el país y en todas las plazas de pueblos.

En ese momento los jugadores utilizan las carrerilla para tirar sus bolas con impulso. Sin embargo, hasta 1907 no nace el juego sin impulso.

Su nombre viene de la expresión ‘Pieds Tanquees’, es decir, pies juntos. La historia cuenta que en Provenza un jugador había perdido sus piernas en un accidente y su hermano le propuso una partida sin impulso.

Este deporte aparece en España durante los años 1953 y 1954. «Yo empecé muy pequeña y me lo pasaba muy bien, porque además había muchísima juventud. Y al final me lo pasaba tan bien que me enganché a ello y hasta ahora, que tengo 47 años y sigo practicando este deporte. Me enganchó desde un principio y desde los primeros días que la descubrí entreno diariamente. Podría decir, incluso, que para mí es una forma de vivir», dice Yolanda Matarranz, cinco veces campeona del mundo de petanca.

«He jugado al fútbol, a baloncesto, gimnasia deportiva, etcétera. Pero bueno, al final me quedé con el deporte que menos económicamente me iba a dar pero que más satisfacción personal me aportaba», añade Matarranz.

Debes saber que existen tres categorías en la petanca y se dividen en masculino y femenino.

Infantiles: En esta categoría están los jugadores menores de 13 años, pero a partir de los 12 años pueden solicitar una licencia de juvenil, para subir de categoría.

Juveniles: Los jugadores de entre 13 a 17 años pueden subir a categorías superiores, pero es necesario contar con un representante.

Seniors: A partir de 17 años.

En este deporte existen prohibiciones que son las siguientes:

-No se pueden mojar las bolas ni el boliche.

-El boliche no puede ser desplazado a terreno prohibido.

-Las bolas no pueden contener arena ni sufrir ninguna alteración.

-La bola de petanca no puede superar los 800 gramos.

Los profesionales de PROPETANQUE, expertos en los productos y servicios necesarios para la práctica de este deporte, explican que la bola de acero inoxidable «es el metal que menos mantenimiento requiere (no se oxida). Este metal proporciona un excelente agarre en la mano y un color final estable».

En España hay un millón de personas que juegan a la petanca. Es un deporte que mejora la comunicación, ya que se puede conocer a otras personas con el mismo interés por esta disciplina.

También permite tener la mente activa, porque los jugadores deben estar muy concentrados. Los expertos explican que los jugadores fortalecen los huesos, porque reciben la vitamina D del sol.

Incluso, fortalece las extremidades, porque es necesario agacharse y levantarse para coger la bola, y después tirarla. Los jugadores mueven las manos constantemente, por lo que evita la atrofia.

Otra de las ventajas es que evita el sedentarismo, ya que antes y después de tirar se acercan al boliche para comprobar a qué distancia está de su bola, por lo que durante la partida andan constantemente.

Con esta disciplina podrás trabajar la agudeza visual, porque al apuntar al boliche el jugador debe fijar su mirada.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

¿Cómo decorar un cumpleaños infantil?

Si quieres celebrar el cumpleaños de tu hijo en casa es muy importante que organices la fiesta con anticipación, ya…

Finlandia, el país que te queda por visitar

Viajar se ha puesto de moda. Y es algo que me gusta. Es cierto que en los últimos años se…

Prepárate para vivir tu mejor fiesta de Halloween con estas ideas.

Estamos a punto de empezar octubre y ya son muchos los fanáticos que están deseando celebrar la fiesta anual de…
Scroll al inicio