La mirada, la expresión más importante de la belleza y la estética

Si hiciéramos una clasificación de todo aquello que nos preocupa, seguro que en las primeras posiciones encontraríamos un aspecto como el cuidado de nuestro cuerpo, el interés por mantenernos bellos y ser capaces, de este modo, de captar la atención de los demás. Es natural entre los seres vivos. Desde luego, no cabe la menor duda de que hay que cuidar de nuestro cuerpo si queremos hacer que las personas que conforman nuestro entorno se fijen en nosotros o nosotras. Es algo que debemos tener bien claro si queremos que se refuerce nuestra imagen.

Hay muchas maneras de cuidar de nuestro cuerpo. Mucha gente piensa que, para conseguir llamar la atención, lo mejor es apostar por nuestros abdominales en el caso de los hombres y potenciar nuestras curvas en el caso de las mujeres. Pero hay algo que es mucho más importante que estas dos cuestiones para cualquier ser humano, con indeferencia de cuál sea su sexo: la cara. Es lo primero en lo que se fija todo el mundo cuando nos ve o cuando nos conoce. Si nuestra cara llama la atención de la gente, tenemos mucho pero que mucho ganado.

Un reportaje del portal web BBC News hablaba acerca de por qué estamos tan obsesionados con vernos bien. Y es que, según un estudio que tenía en cuenta la opinión de los brasileños, el 61% de ellos consideraba clave verse bien físicamente para tener éxito social. Aunque nos hemos referido a las personas de una sola nacionalidad, lo cierto es que este pensamiento se extrapola a todo el mundo. A los españoles también nos pasa. Y a los suecos. Vivimos en la sociedad de la imagen y somos perfectamente conscientes de que, si no la cuidamos, la sociedad nos señalará sin piedad.

Hay una tendencia de pensamiento que indica que las mujeres se preocupan más por este tipo de cuestiones que los hombres. Pero la realidad es más bien la contraria. Según apunta una noticia publicada en la página web Trendencias, los hombres se preocupan por su belleza de la misma manera que las mujeres, lo que deja claro que la imagen personal es algo que todo el mundo tiene en cuenta y que valoramos en una gran medida. Y es que no es para menos. Es clave para garantizar, como hemos dicho, el éxito social, pero también el profesional.

Conocemos la importancia de estar cómodos con nuestra imagen personal, pero no todo el mundo puede disfrutar de ella. Es precisamente por eso por lo que son muchas las personas que, después de intentarlo muchas veces y no conseguirlo, intentan contactar con algún experto en estética para cumplir con sus propósitos. Es así como nos lo cuentan los profesionales de Estética Ocular, quienes nos han confirmado que es todo lo que respecta a la corrección de defectos en los ojos lo que más preocupa a la gente de cara a potenciar su imagen física personal.

El poder de la mirada

Hablábamos antes de que la apuesta por nuestra cara es, muchas veces, una elección bastante mejor que luchar por conseguir esos abdominales y curvas que vemos que tienen los famosos. Pues bien, si centramos el tiro un poco más, podremos decir que es la mirada lo más importante. Cuando conocemos a una persona, lo primero que hacemos es mirar a sus ojos para buscar esa confianza que estamos intentando conseguir. Desde luego, actuar de esta manera es correcto y el secreto, muchas veces, de hacer una mayor cantidad de contactos y amigos. Y ya se sabe: cuantos más de estos, mejor.

Es por eso por lo que el poder de la mirada es algo real y que vale mucho. Además, entre personas que ya se conocen, la mirada habla y nos podemos decir muchas cosas con ella. Por eso, es importante que la cuidemos y que le dediquemos el tiempo que sea necesario. Ni que decir tiene que unos ojos bonitos y un entorno ocular cuidado puede ser clave a la hora de enamorar a la persona a la que queremos y con la que nos gustaría tener, por qué no, una aventura.

Está calro que tenemos que luchar por mantener cuidada la totalidad de nuestro cuerpo y que basta con un pequeño problema en un pie para que no nos sintamos cómodos ni física ni estéticamente. Pero sí que es verdad que hay que establecer ciertas prioridades porque hay asuntos que valen más que otros, sobre todo desde el punto de vista estético. Por eso, los ojos y la mirada son aspectos de los que nunca nos podremos olvidar y a los que hay que colocar en el máximo escalafón posible. Y, si todavía no lo habéis hecho, ya sabéis cuál debe ser vuestro próximo paso. 

Deja una respuesta