La conexión existente entre la salud bucal y mental

La conexión existente entre la salud bucal y mental es cierta y en este artículo vamos a conocer más sobre ella.

En el caso de que te sientas triste, aunque te pueda parecer mentira, lo cierto es que también pueden estarlo. Hay estudios que dicen que las personas que sufren de ansiedad y depresión pueden terminar experimentando una bajada en cuanto al nivel de su salud bucodental. Hay que intentar entender la conexión existente y aprender a saber si es lo que te está pasando.

Conocernos también es interesante y aconsejable

Es complicado el hecho de poner ignorar la conexión entre lo que es la salud bucodental y la mente. Hay datos en el campo de la nutrición y de la salud nacional. Las encuestas en el campo de la evaluación demostraron que cerca dos tercios de las personas que tienen depresión han informado de haber sufrido dolor en las muelas en el año justamente anterior.

De igual forma, podemos decir que la mitad de las personas que tenían depresión lo que hicieron fue evaluar cómo se encontraban los dientes. De esta forma pudimos encontrar una conexión importante entre la enfermedad periodontal en las encías y enfermedades que afectan al estado de ánimo como puede ser el estrés, la angustia, ansiedad, depresión y soledad.

Una de las explicaciones más evidente de la conexión es la que proviene de los efectos del estrés, la depresión y de la ansiedad, en cuanto al comportamiento.

Una de las explicaciones más claras sobre la conexión es la que proviene de los efectos del estrés, la depresión o la ansiedad sobre el comportamiento. Las personas que tienen esta clase de enfermedades, en no pocas ocasiones lo que hacen es descuidar sus costumbres de salud bucal, lo que puede que llegue a los problemas dentales importantes.

La depresión, lo que puede hacer es que las personas se puedan cepillar y limpien los dientes que tienen hilo dental con unos intervalos irregulares, no deben visitar tan habitualmente al dentista, lo que tienen dietas que no muy sanas y que fumen.

Debemos saber que tanto la depresión como la ansiedad lo que hacen es provocar una serie de factores de gran impacto en la salud de nuestra boca. Se produce un estrés que se va manifestando en el cuerpo como la hormona denominada cortisol.

Conforme se elevan los niveles de cortisol, lo que ocurre es que se va debilitando el sistema inmunológico. Todo ello puede hacer que estemos vulnerables a lo que son las enfermedades bucales, como sucede con la inflamación de las encías como la gingivitis o la periodontitis. Además, existen medicamentos que se recetan para luchar contra la depresión, la ansiedad pueden llegar a provocar que la boca se quede seca.

El que haya una falta de saliva, lo que puede significar que algunos restos de comida, sarro, bacterias no estén siendo lavados con los dientes con facilidades, lo que puede ayudar a que se forme la caries.

Algo que es hay que tener en mente, es que la ansiedad está asociada a una serie de problemas con la salud de la boca. En el caso de que se sufra de ansiedad, se tiene mayor propensión a padecer de afta, la boca seca y que rechinen los dientes, el denominado bruxismo.

Lo mismo que sucede con la depresión, esto se puede producir al no haber mucho cuidado de la salud bucal o los efectos pueden terminar con efectos secundarios de medicamentos para la ansiedad.

Afortunadamente, cuando la depresión o la ansiedad llegan a afecta a la salud de nuestra boca, siempre existen maneras para luchar contra ella. Piensa que la medida más simple que se puede llegar a tomar para el mantenimiento de la salud bucal es que se cepille un par de veces diarias y se limpie los dientes con hilo diariamente.

Si se siguen estos hábitos básicos en el campo de la salud bucal, puede ser de ayuda para que se mantenga la boca en la mejor de las formas.

Como podemos ver y como también nos aseguran los expertos profesionales de clinicadentalgarcialorente.es, esta clase de enfermedades, lo cierto es que no solo nos lo ponen complicado en lo emocional, también influyen de manera importante en otros aspectos como la salud de la boca, lo que puede tener unas más graves consecuencias a nivel general.

Esperamos que después de todo lo que hemos comentado hayáis conocido más sobre la conexión que hay entre la salud bucal y mental, lo que siempre es importante valorarlo y actuar en consecuencia.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Comer sano es más sencillo de lo que imaginas.

Comer bien está convirtiéndose en un gran dolor de cabeza para la mayoría de las personas. Entre los precios de…

Un perfume único aporta un toque de belleza exclusivo

La personalización de los perfumes es una tendencia creciente que ha transformado la industria de la fragancia, brindando a los…

Lesiones producidas por el sedentarismo y su tratamiento mediante fisioterapia

En la era moderna, el sedentarismo se ha convertido en un problema de salud pública global, afectando a personas de…
Scroll al inicio