El comercio electrónico, una vía a través de la cual combatir a los plásticos de un solo uso

Nos encontramos en un momento en el que la sociedad se caracteriza por dos cuestiones: por un lado, por un comercio electrónico que tiene cada vez un peso más alto en la sociedad. Por otro lado, por una mayor conciencia en lo que tiene que ver con la mejora del estado de salud del planeta y el cuidado de su medioambiente. Estas son dos grandes revoluciones que ha experimentado la sociedad en los últimos tiempos y dos de las cuestiones que van a mover (y que ya están moviendo, de hecho) el mundo en los tiempos que corren.

En lo que respecta al cuidado de nuestro planeta, es necesario apuntar que una de las cuestiones en las que más se está avanzando es en la reducción del consumo de plásticos de un solo uso. Esta es una noticia magnífica y que, sin duda, nos va a deparar muchas alegrías a la hora de luchar contra la degradación de nuestro entorno. Sin lugar a dudas, son muchas las personas que ya están concienciadas en lo que tiene que ver con este asunto. Y la verdad es que eso, en parte, nos va a ayudar a cambiar el curso de la lucha contra el medioambiente para bien.

Una noticia publicada en la página web de la Organización de Consumidores y Usuarios informaba el pasado mes de julio de que iban a dejar de usarse artículos de un solo uso como las pajitas o los bastoncillos. Esta medida solo es parte de la estrategia que desde las administraciones públicas españolas y europeas se ha llevado a cabo para limitar el uso de plásticos de un solo uso y para apostar por un entorno en el que la salud de las personas no se encuentre tan amenazado, tal y como ha venido sucediendo durante las últimas décadas en todo el mundo.

Otra noticia, esta vez de la página web National Geographic, indicaba que España le había declarado la guerra a los plásticos de un solo uso. Y es que no es para menos. La situación en la que se encuentra nuestro planeta así lo demanda y, desde luego, es evidente que todos y cada uno de nosotros tiene que poner de su parte en este objetivo que es el de construir un planeta mejor y más respetuoso con su flora, su fauna y con su atmósfera. La verdad es que es nuestra responsabilidad como personas.

La lucha contra el cambio climático es algo que ha de promoverse a todos los niveles. Y el comercio electrónico es uno de los niveles en los que más se puede promover. Ha sido, de hecho, a través de ese medio por el que se ha triplicado la venta de bolsas de plástico de un solo uso. Eso es lo que nos han comentado los profesionales de Bioplásticos Genil, que han sido de los primeros en darse cuenta de la enorme influencia que está jugando, y que seguirá teniendo, el comercio a través de Internet para el cuidado y el respeto por el planeta.

Una vía de actuación que hay que seguir promoviendo

Cualquier contribución es poca para intentar paliar los efectos de la degradación del planeta. Y hay que tratar de explotar todas las vías de las que disponemos para conseguir mejoras en este sentido. Es algo de lo que ya se están encargando asociaciones, administraciones públicas y empresas, en un proyecto común que nos engloba a todos y todas y que hay que seguir alimentando por el bien propio y el de las generaciones venideras. No cabe duda de que es realmente importante que así sea.

Una tendencia que se ha afianzado en Occidente 

Todo lo que tiene que ver con el respeto por el medio ambiente y que se desarrolla sobre todo a través del comercio electrónico ha tenido una gran influencia en las sociedades occidentales. Y es que no es para menos. España es solo uno de las decenas de países en los que la lucha contra los plásticos de un solo uso han llegado a través de compras de plásticos biodegradables en la red. Y esta es solo una manera de luchar contra la degradación del entorno. La reducción del consumo de combustibles fósiles, además de la apuesta por el reciclaje y las energías renovables son varios ejemplos más de cómo la red puede jugar un papel elemental a la hora de mejorar el estado de salud de la Tierra.

Tenemos una batalla que luchar y que tenemos que enfrentar a contrarreloj. Es una cuestión difícil, pero que es posible saldar con éxito si todo el mundo aporta su granito de arena y empieza a acostumbrarse a pensar un poquito más en el mundo que le rodea. Creemos firmemente que hay motivos para la esperanza, pero también creemos que existe todavía un margen de mejora que nos tenemos que encargar de ir estrechando con el paso de los días, los meses y los años.

 

 

Deja una respuesta