Consejos para cuidar la piel en verano

La piel es el órgano más grande del cuerpo y nuestro muro protector contra el exterior por lo que debemos hacer un cuidado exhaustivo de ella en todas las épocas del año, pero sobre todo hay que incidir en el cuidado durante el verano.

Y es que el verano es la época del año en la que más sufre la piel debido a las condiciones climatológicas de la estación como las altas temperaturas o el aumento de la incidencia de los rayos ultravioleta, pero también por el estilo de vida que adoptamos en la temporada estival con más actividades al aire libre, baños en las piscinas y en el mar.

Utiliza crema hidratante más a menudo

Uno de los principales efectos que provoca el verano en la piel es la deshidratación de esta debido a la incidencia del sol y los frecuentes cambios de temperatura al salir y entrar a un lugar con aire acondicionado, por ejemplo.

Por este motivo debemos aplicarnos crema hidrante más a menudo, incluso si tenemos la piel grasa o mixta no debemos olvidarnos de este punto, ya que la piel puede seguir estando deshidratada, tan solo escogeremos la crema acorde a nuestro tipo de piel.

Esta se aplicará al menos, por la mañana al empezar el día para preparar nuestra piel para las actividades que realizaremos y por la noche, al finalizar el día. Además, recomendar tener una crema hidratante especial para la cara ya que en esta zona la piel es más sensible.

Aplica crema con factor solar

Por otro lado, tenemos al sol, el mayor enemigo de la piel en cualquier estación del año, pero debido a que las horas de luz son más abundantes en verano deberemos tener más cuidado en esta época.

Una gran incidencia del sol puede provocar a corto plazo rojeces o picor, pero a largo plazo provocará un mal y rápido envejecimiento de la piel o, incluso, cáncer.

Para reducir la incidencia hay que aplicarse crema con un factor de protección solar alto, preferiblemente del 50, esto no hará que tu moreno sea menor si no que sea más sano y respetuoso con la piel evitando enfermedades de la piel. No olvidaremos su aplicación durante el día ya que tiene una duración limitada y puede perderla con el contacto con el agua.

Deberemos alejarnos de las bases de maquillaje o cremas con diferentes objetivos con factor de protección solar únicamente para protegernos del sol ya que su aplicación principal no es esa y los componentes con factor de protección solar pasan a un segundo plano, tomaremos esa protección como un aliciente.

Si te has quemado utiliza aftersun o aloe vera

En caso de no haber aplicado la suficiente cantidad y frecuencia la crema solar y por tanto, haberte quemado debes hidratar la zona con cremas hidratantes de uso especial como Aftersun.

“Las cremas tipo aftersun ayudan a aliviar el ardor y enrojecimiento provocador por el sol. Además, ayuda a lucir una piel hidratada y brillante y prolonga el bronceado”, explican desde Farmacia Ramón Ventura de Nou Barris.

Además, si tienes una planta de aloe vera en casa puede cortar una de las hojas por la mitad y extraer el jugo que tiene en su interior y colocar sobre la zona abrasada, ya que es muy buen remedio casero para estos casos.

Hazte una limpieza tras un día en la playa o piscina

En verano el baño en las piscinas y en el mar es más común por lo que al finalizar el día deberemos realizar una buena limpieza corporal. Pero sobre todo facial, para así eliminar el cloro, salitre o restos de cremas que hemos aplicado durante el día.

Ten cuidado con tus productos de belleza  

Además, deberemos controlar los productos que nos echamos durante nuestras rutinas faciales del día o de la noche ya que algunos son incompatibles con la exposición solar. En caso de aplicarnos uno de ellos deberemos introducirlo por en la rutina de noche y recordar, con más razón, aplicarnos crema solar de protección alta para evitar efectos secundarios como rojeces o aumento de las cicatrices del acné u otras heridas.

Utiliza gorros y sombreros

Como hemos comentado, la piel de nuestro rostro es más sensible así que podemos añadir protección extra usando accesorios como sombreros o gorras para así evitar una exposición directa.

Protege tus labios del sol con labial con factor solar  

Los labios son una parte muy olvidada en cuanto a la protección solar y la sufren mucho

Y es que puede parecer mentira, pero los labios son una zona que sufre bastante con el sol. Tanto que cada año se diagnostican cerca de 3.500 nuevos casos de cáncer de piel en los labios. Y no sólo eso, también el sol puede provocar herpes labial, sequedad persistente y queilitis actínica, tal y como indican en un artículo de Mejor Con Salud en el que además dan trucos para cuidar los labios frente al sol y que puedes leer completo haciendo clic aquí.

Por todo ello se aconseja aplicar vaselina con factor solar de protección, para proteger y además se mantendrán bien hidratados. Y de vez en cuando también es bueno exfoliar los labios para eliminar las células muertas.

Evita limpiezas profundas

Evita ciertos tratamientos de la piel como peelings o limpiezas profundas ya que puede llegar a aparecer mayor cantidad de manchas. Esto ocurre con los tratamientos en los que se eliminan ciertas partes de la piel y provocan una abrasión controlada que ya de por sí pueden crear cicatrices y rojeces.

No te expongas durante las horas centrales del día

Por último, recordar no exponernos al sol, si es posible, durante las horas centrales del día ya que es cuando la cantidad de rayos ultra violeta que traspasan la atmósfera es mayor por lo que hay mayor probabilidad de quemarnos.

Estos consejos son útiles para cuidar la piel en verano, aunque como decíamos al comienzo del artículo es importante proteger la piel durante todo el año.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

¿Por qué se caen los dientes?

Los dientes se pueden caer a cualquier edad. Es un problema que requiere una solución inmediata. Más allá del efecto…

¿Qué es la sanación tántrica y como puede ayudarte?

Cuando escuchamos la palabra “tantra” de una vez solemos asociarla con la práctica sexual, sin embargo, abarca mucho más que…

Las perlas de tu boca

Que decían los conocidos versos del poema, no son más que esos dientes, blancos, brillantes que deslumbran al sonreír. Los…