La mirada, la expresión más importante de la belleza y la estética

Si hiciéramos una clasificación de todo aquello que nos preocupa, seguro que en las primeras posiciones encontraríamos un aspecto como el cuidado de nuestro cuerpo, el interés por mantenernos bellos y ser capaces, de este modo, de captar la atención de los demás. Es natural entre los seres vivos. Desde luego, no cabe la menor duda de que hay que cuidar de nuestro cuerpo si queremos hacer que las personas que conforman nuestro entorno se fijen en nosotros o nosotras. Es algo que debemos tener bien claro si queremos que se refuerce nuestra imagen.

Hay muchas maneras de cuidar de nuestro cuerpo. Mucha gente piensa que, para conseguir llamar la atención, lo mejor es apostar por nuestros abdominales en el caso de los hombres y potenciar nuestras curvas en el caso de las mujeres. Pero hay algo que es mucho más importante que estas dos cuestiones para cualquier ser humano, con indeferencia de cuál sea su sexo: la cara. Es lo primero en lo que se fija todo el mundo cuando nos ve o cuando nos conoce. Si nuestra cara llama la atención de la gente, tenemos mucho pero que mucho ganado.

Un reportaje del portal web BBC News hablaba acerca de por qué estamos tan obsesionados con vernos bien. Y es que, según un estudio que tenía en cuenta la opinión de los brasileños, el 61% de ellos consideraba clave verse bien físicamente para tener éxito social. Aunque nos hemos referido a las personas de una sola nacionalidad, lo cierto es que este pensamiento se extrapola a todo el mundo. A los españoles también nos pasa. Y a los suecos. Vivimos en la sociedad de la imagen y somos perfectamente conscientes de que, si no la cuidamos, la sociedad nos señalará sin piedad.

Hay una tendencia de pensamiento que indica que las mujeres se preocupan más por este tipo de cuestiones que los hombres. Pero la realidad es más bien la contraria. Según apunta una noticia publicada en la página web Trendencias, los hombres se preocupan por su belleza de la misma manera que las mujeres, lo que deja claro que la imagen personal es algo que todo el mundo tiene en cuenta y que valoramos en una gran medida. Y es que no es para menos. Es clave para garantizar, como hemos dicho, el éxito social, pero también el profesional.

Conocemos la importancia de estar cómodos con nuestra imagen personal, pero no todo el mundo puede disfrutar de ella. Es precisamente por eso por lo que son muchas las personas que, después de intentarlo muchas veces y no conseguirlo, intentan contactar con algún experto en estética para cumplir con sus propósitos. Es así como nos lo cuentan los profesionales de Estética Ocular, quienes nos han confirmado que es todo lo que respecta a la corrección de defectos en los ojos lo que más preocupa a la gente de cara a potenciar su imagen física personal.

El poder de la mirada

Hablábamos antes de que la apuesta por nuestra cara es, muchas veces, una elección bastante mejor que luchar por conseguir esos abdominales y curvas que vemos que tienen los famosos. Pues bien, si centramos el tiro un poco más, podremos decir que es la mirada lo más importante. Cuando conocemos a una persona, lo primero que hacemos es mirar a sus ojos para buscar esa confianza que estamos intentando conseguir. Desde luego, actuar de esta manera es correcto y el secreto, muchas veces, de hacer una mayor cantidad de contactos y amigos. Y ya se sabe: cuantos más de estos, mejor.

Es por eso por lo que el poder de la mirada es algo real y que vale mucho. Además, entre personas que ya se conocen, la mirada habla y nos podemos decir muchas cosas con ella. Por eso, es importante que la cuidemos y que le dediquemos el tiempo que sea necesario. Ni que decir tiene que unos ojos bonitos y un entorno ocular cuidado puede ser clave a la hora de enamorar a la persona a la que queremos y con la que nos gustaría tener, por qué no, una aventura.

Está calro que tenemos que luchar por mantener cuidada la totalidad de nuestro cuerpo y que basta con un pequeño problema en un pie para que no nos sintamos cómodos ni física ni estéticamente. Pero sí que es verdad que hay que establecer ciertas prioridades porque hay asuntos que valen más que otros, sobre todo desde el punto de vista estético. Por eso, los ojos y la mirada son aspectos de los que nunca nos podremos olvidar y a los que hay que colocar en el máximo escalafón posible. Y, si todavía no lo habéis hecho, ya sabéis cuál debe ser vuestro próximo paso. 

El gin tonic, una bebida de referencia en la actualidad

Todo lo que respecta a comidas y bebidas tiene siempre una serie de tendencias que, cada año, ensalzan unas cosas y ponen en entredicho a otras. Sucede, en este campo, algo parecido a lo que pasa en el negocio de la moda o la belleza, donde los tejidos o los colores preferidos cambian de un año para otro e incluso, a veces, de una semana para otra. En este párrafo vamos a comentar alguno de los asuntos que están relacionados con las tendencias entre las bebidas alcohólicas, tendencias que también van cambiando por temporadas.

Hay una bebida que, en los últimos años, se ha puesto más de moda que nunca. Hablamos, como no podía ser de otra manera y como seguramente estéis sospechando ya, del gin tonic. Ni que decir tiene que esta no era una bebida muy habitual hasta hace unos años. En España íbamos más a lo tradicional, al whisky, ron, cerveza o vino. Pero eso está cambiando y la cantidad de adeptos y adeptas al gin tonic así lo está poniendo de manifiesto en los últimos tiempos. Y es que, a día de hoy, esta bebida no tiene rival. 

Una noticia que fue publicada en la página web de El Confidencial Digital lanzaba la pregunta de si el gin tonic no era más que una moda pasajera o, en cambio, si se trataba de un fenómeno de masas que iba a permanecer en nuestra sociedad durante muchos años. De acuerdo con el inicio de este artículo, lo único que está claro es que el gin tonic es la bebida de moda en el mercado y que apenas hay rivales que le puedan seguir la estela en los tiempos que corren. Además, estamos hablando de un dominio que no solo se está produciendo en España, sino también en otras partes del mundo (como Latinoamérica, por ejemplo). 

Otro texto, en este caso publicado en la página web Directo al Paladar, hacía una especie de resumen de las bebidas alcohólicas más refrescantes para una estación del año como el verano. En esa clasificación, hay espacio para bebidas como el mojito cubano, la sangría, el rebujito… y no para una bebida como el gin tonic. Estamos seguros de que, si elaboráramos una encuesta de cara a este verano, el gin tonic sería una de las referencias más claras y evidentes de bebidas alcohólicas que la gente prefiere beber, pero no solo para el verano, sino también para cualquier otro momento del año. 

No tenemos idea de cómo va a evolucionar la tendencia en lo que respecta a las bebidas con alcohol, pero lo que tenemos claro es que, ahora mismo, la bebida que lo «está partiendo» es el gin tonic. Y eso afecta a mucho más que a la bebida en sí, porque también afecta a la demanda que sufren los recipientes (copas, en este caso) que se relacionan con ese gin tonic. Eso es lo que nos comentan desde Giona Premium Glass, cuyos profesionales nos han mostrado que el aumento de la demanda de copas de gin tonic ha aumentado de manera exponencial a medida que también iba creciendo la gente que solía consumir este tipo de bebida. 

A día de hoy, nadie amenaza el reinado del gin tonic 

Nos parece bastante complicado que haya una bebida que le pueda plantar cara al gin tonic de cara los próximos años. El motivo está bastante claro: bebidas como el whisky, el ron, la cerveza o el vino están sufriendo descensos en lo que tiene que ver con su número de consumidores. Descensos más o menos graves, pero descensos al fin y al cabo. Sin embargo, los datos de la protagonista de nuestro artículo no están haciendo sino crecer en los últimos años. 

Es evidente que nada es para siempre y que habrá momentos en los que la popularidad de unas bebidas y otras cambie, ya sea para bien o para mal. Pero está claro que lo que manda es el presente y que hay que poner todo el empeño en conseguir disfrutar de ese presente. Y los fabricantes de una bebida como lo es el gin tonic y los de otro tipo de productos que van asociados a esta bebida lo tienen bien claro a este respecto. Desde luego, es la mejor manera de sobrellevar el éxito y tratar de sacarle el máximo partido posible. 

Cuando podamos volver a salir a los bares sin que tengamos como telón de fondo la pandemia que estamos padeciendo, daos cuenta de la tremenda cantidad de gente que apuesta por el gin tonic como bebida de referencia. Algo tendrá de bueno cuando es la bebida preferida de cada vez más gente y de personas que, además, lo son de todo tipo. Es evidente que eso significa algo y que, en los momentos que corren, pocas o ninguna son las bebidas que puedan plantear cara a nuestra protagonista de hoy.

El rural, un modelo de turismo que dio un paso hacia delante el pasado verano

Hay veces en la vida en las que, de una manera azarosa, un negocio encuentra el caldo de cultivo perfecto para convertirse en rentable. La situación que estamos atravesando desde hace un año, con una pandemia socavando las vidas de miles de personas y la moral de la población mundial, no ha sido propiciado para el 99% de las empresas que se levantan en España. Sin embargo, el coronavirus, a pesar de todas las desgracias que está provocando, le ha dado un aire fresco a un determinado tipo de turismo, sobre todo durante el verano de 2020: nos referimos al turismo rural. 

Las grandes aglomeraciones de gente durante el verano se suelen producir en lugares de costa. Localidades como Benidorm, Torrevieja, Salou… además de cualquier lugar de las Islas Baleares o de las Canarias se convierten en un avispero de personas, llegando a multiplicarse por hasta 10 su población entre los meses de junio y septiembre. Es evidente que, con una situación como la que teníamos encima el verano pasado, nadie iba a jugársela yendo a lugares como de los que hemos hablado. Era preferible acudir a sitios más tranquilos. Y ahí es donde el turismo rural consiguió llevarse el gato al agua.

El turismo rural ya venía creciendo en los últimos años en España. Esta gráfica del portal web Statista así lo hacía indicar, dejando claro que tanto los turistas nacionales como los extranjeros estaban empezando a apostar en serio por todo lo que tenía que ver con esta modalidad de ocio. Durante toda la década, el número de negocios de este tipo en España también había crecido, poniéndose en evidencia el evidente incremento de las posibilidades de rentabilidad de las casas y los hoteles rurales de nuestro país. 

La llegada del coronavirus ha potenciado aún más si cabe la confianza que la gente tiene en lugares donde la tranquilidad y la naturaleza son señas de identidad ineludibles. A nadie le cabe la menor duda, dentro del sector, que es una verdadera lástima que este repunte de popularidad se haya producido a raíz de una pandemia tan grave como la que estamos viviendo, pero nadie va a renunciar a obtener una mayor rentabilidad a pesar de ello. Es lo lógico y lo que, casi con total seguridad, haríamos todos y cada uno de nosotros. No es para menos. 

En el mes de septiembre, empezamos a extraer las primeras grandes conclusiones de la campaña turística de verano. Y ya por entonces se pudo dilucidar que era el turismo rural el principal beneficiado de la situación actual. A nadie le cabe la menor duda de que ha aumentado el número de reservas en entornos como estos y que, desde luego, hay muchas más personas que han elegido un lugar como Albarracín a un sitio como Benidorm, por citar dos ejemplos de modalidades turísticas contrapuestas. Que el turismo rural se había crecido ante el coronavirus es algo de lo que se hacía eco el portal web del diario 20 Minutos. 

Al turismo rural se le presentó en verano la oportunidad de ganarle la partida al turismo típico de los meses de julio y agosto por aquello de evitar aglomeraciones. Por eso, fueron muchas las casas y hoteles rurales que vieron la opción de potenciar sus servicios y obtener réditos de ello. Así nos lo cuentan desde Hotel-Up, cuyos profesionales nos han indicado que el mayor volumen de trabajo de esta entidad ha venido de mano de los emprendedores focalizados en el turismo rural. Y es que han sido ellos los que, en 2020, han mantenido a un sector tan importante para nuestro país.

Paz y tranquilidad, dos atributos necesarios 

Teniendo en cuenta la enorme presión que provoca en el cuerpo humano la rutina habitual del día a día, es evidente que es cada vez más importante encontrar momentos en los que la paz y la tranquilidad gobierne nuestra vida. Sin esos momentos, es prácticamente imposible evitar males como la ansiedad, la depresión o el estrés, que tan malos resultados ofrecen para la salud humana. Hay que cuidar estos detalles para evitar que nuestra vida se convierta en un infierno y para garantizar las máximas posibilidades de ser feliz.  

Está claro que muchas veces es muy difícil conseguir el objetivo que os acabamos de comentar. Pero también es evidente que, cuando nos sea posible, tenemos que luchar por conseguirlo. En los tiempos que corren, es bastante complicado que alguien encuentre lo que necesita para ser feliz. Pero esto pasará. Y, cuando lo haga, debemos tener la lección bien aprendida. Si lo hacemos, y confiamos nuestro descanso a esa paz y tranquilidad, encontraremos un camino estupendo que nos conducirá al objetivo último del ser humano: vivir feliz y disfrutar al máximo de sus momentos de ocio.