Las operaciones de cirugía estética más populares

Desde la estadística, los datos nos dicen que está creciendo el porcentaje de españoles que se hacen pequeños retoques a nivel estético. Lo cierto es que las operaciones estéticas cada vez tienen más éxito. Sorprende que en nuestro país, que tanta animadversión tenía hasta no hace demasiados años a la cirugía estética, haya aparecido este interés con tanta fortaleza.

Los expertos en este sentido dicen que el mayor volumen de operaciones acontecen una vez han finalizado las operaciones veraniegas. El que se vean en las vacaciones estivales cuerpos con una mejor proporción que el de nosotros mismos, hacen que broten esos complejos y la gente pase a apuntarse al gimnasio, comer de manera más saludable o ir al gimnasio. En muchas ocasiones son solo buenas intenciones, en otras algo más.

Los tratamientos estéticos más populares

Hay tratamientos para toda clase de gustos, incluso en muchos de ellos no es necesario ni pasar por una operación de tipo quirúrgico. Eso sí, la cirugía es el procedimiento que asegura una mayor efectividad. Está claro que cada cliente, como nos comentan desde la Clínica de Medicina Estética Doctora Rosa Bonal llega con unas necesidades y los centros se adaptan a las mismas.

Vamos ahora, sí, con las operaciones de cirugía estética que más demanda tienen:

Operación de aumento de pecho

Suelen costar de 4.500 euros a 7.000 euros, siendo de la operación que más le gusta a las mujeres, quizá porque su pecho más grande, está más de acuerdo a una mujer y bastante firme.

Lipoescultura

Sobre unos 2000 euros cuesta el poder quitarse esa grasa que nos sobra, la cual se puede usar una vez extraída para el relleno de las partes que lo precisen.

Blefaroplastia

Una cirugía en la zona de la cara que tiene una gran demanda, debido especialmente al gran efectivo a en cuanto a rejuvenecimiento que tienen. Por lo general se extrae el exceso de grasa  o hasta la piel y el músculo de cara a la corrección de la caída en los párpados, llegando a costar hasta 3.000 euros.

Rinoplastia

En esta operación el principal objetivo es el aumento o reducción del tamaño de la nariz, arreglar un tabique de desvío, corrección de problemas al respirar, etc. Los precios suelen estar sobre los 6.000 euros.

Lifting facial

Perfecto para quienes quieren parecer por siempre jóvenes, consistiendo una serie de incisiones, por lo general en el cuero cabelludo y por detrás de los lóbulos de las orejas. Su precio oscila entre los  4.000 y 6.000 euros.

Abdominoplastia

En este caso es la operación que más se demanda por todos los que sufren importantes cambios de peso, por lo que la piel se ha quedado descolgada, oscilando el precio de los 6.000 euros hasta los 10.000 euros. Gracias a ello, el abdomen es bastante más firme y plano.

Reducción de pecho

Pese a que multitud de mujeres las parece algo raro, el reducción de pecho, es otra de las operaciones de cirugía estética de lo más demandada, tanto por razones estéticos o por salud. Hay casos, donde las mujeres tienen un tamaño de pecho demasiado grande, lo que a veces causa unos complejos importantes y grandes molestias.

Todo esto se puede evitar con una intervención de carácter quirúrgico, lo que además va a ayudar a aliviar los dolores de espalda que provocan unas mamas tan grandes. El precio está sobre los 4.000 euros. Al final el resultado es que el pecho es bastante más proporcionado y las mujeres pasan a sentirse más cómoda y sana. Los precios son también es reducidos, sobre unos 2.000 euros.

Como curiosidad, se han incrementado de manera importante las operaciones o reducciones de glúteos, la denominada gluteoplastia. La realidad es que no se nace perfecto y el paso de los años hace que incluso nuestros defectos crezcan en muchos sentidos y si es posible, podemos de corregirlos, por lo que no debe extrañar que mucha gente tome este tipo de decisiones.

El futuro para este tipo de operaciones no puede ser más interesante, pues las técnicas son cada vez más efectivas y la sociedad cada vez ve con mejores ojos las mismas.  Eso sí, no hay que olvidar que en algunos casos hay personas que recurren demasiado a ellas y se puede perder naturalidad, especialmente cuando se hacen con centros que no tienen formación.

Desde aquí recomendamos este tipo de operaciones, pero siempre valorando muy bien el centro al que acudimos. De esta forma será más fácil evitar resultados que no respondan a lo esperado.

Diferencias entre jamón de bellota o ibérico

Las diferencias entre jamón ibérico de bellota o cebo existen y vamos a descubrirlas, pues como nos comentan desde Iberjagus.com, existen bastantes diferencias. La primera está entre la alimentación que recibe el cerdo ibérico en su momento de crianza.

No olvidemos que el jamón ibérico de bellota viene del cerdo que se ha alimentado de él en la crianza. El jamón ibérico de bellota proviene de cerdos que se han alimentado con hierbas y bellotas en la montanera hasta la matanza, mientras que en los de cebo se alimenta de pienso, cereales y leguminosas.

El jamón ibérico de bellota proviene de cerdos que han podido vivir en la dehesa alimentándose de manera natural, mientras que en el caso de los cerdos de los que proviene el jamón ibérico de cebo, no.

¿De qué forma se puedan apreciar las diferencia a la hora de comprarlos?

Lo primero que hay que saber es que existen ciertos rasgos en las patas de jamón ibéricos que pueden darnos unas útiles pistas para saber si hablamos de jamón ibérico de bellota o de cebo. Las patas de bellota son algo más alargadas, puesto que el cerdo ibérico puro tiene un esqueleto algo más fino y unas patas ligeramente más alargadas.

Debemos saber que la pezuña puede darnos también unas pistas, en las patas de bellota, lo que ocurra es que la pezuña está bastante más desgastada, porque camina y mucho en la dehesa.

Hay que tener en cuenta la forma, el color o la grasa del jamón antes de que se abra, dándonos información además sobre lo que adquirimos. No olvidemos que la textura de la grasa del jamón de bellota es de mayor suavidad y con solo tocar un dedo veremos cómo se hunde de forma leve. Por otra parte, si el jamón que examinamos es de un dorado de mayor intensidad, puede ser que se haya alimentado el cerdo con bellota a lo largo de su vida.

El precio de este jamón entre uno y otro es otra de las diferencias más importantes. El de bellota 100% ibérico es bastante más caro que si vamos al jamón de cebo, puesto que las características de un animal sobre otro son distintas y precisan de un mayor cuidado y trabajo. No olvidemos que lo que es la calidad que tiene la carne es bastante superior en el caso del de bellota, por lo que sube el precio, es evidente.

Diferencias de sabor cuando se come

Son diferencias bastante evidentes, pues en el caso del de bellota, tanto la propia alimentación como del ejercicio que hacen en sus paseos en las dehesas ayudan a que se infiltre la grasa en la carne, por lo que cuando se corta es posible ver unas vetas que tienen grasa que lo que hacen es dar ese plus de suavidad y de sabor.

Añadimos que también las propias características a nivel organoléptico que tiene el jamón ibérico de bellota son distintas, puesto que la famosa grasa que tiene este jamón viene de bellota que tienen una serie de características distintas a las del propio aceite de oliva.

Lo principal es que el jamón ibérico de bellota y el de cebo son unas opciones que merece la pena tenerlas en cuenta y donde solo lo que necesitemos en un momento dado pueden ser las que marquen las verdaderas diferencias.

En los dos casos, lo bueno es que su procedencia es del cerdo ibérico, por lo que seguro nos podemos asegurar un jamón de elevada calidad y que tiene un sabor realmente delicioso.

Las diferencias de precio suelen ser evidentes, pero es que tampoco es lo mismo todo el gasto que se hace en uno que en otro. Los dos tipos se cuidan con mucho mimo, pero uno necesita ese trato “extra” para que luego los resultados se vean.

Los amantes del jamón, siempre que sea proveniente de buen cerdo ibérico están de enhorabuena, pues en nuestro país tenemos la suerte de contar con unos magníficos animales que toman productos de la tierra y llevan una vida dedicada a encontrarse en las mejores condiciones, fruto de ello luego se puede probar ese sabor delicioso que solo el jamón ibérico español da.

Todos sabemos la envidia que muchos países tienen a nuestro jamón por su sabor, algo a lo que por ejemplo en Italia no llegan con su “Prosciutto”. Todos recordaremos al mítico ex entrenador de Real Madrid o Milán, Fabio Capello, que cuando volvió a Italia, no dudaba en reconocer, que hacía pedidos de jamón ibérico, lo que habla bien a las claras de la riqueza de su sabor.

 

Los materiales biodegradables abren una vía interesante para pelear por el cuidado de la Tierra

Estamos ante uno de los momentos decisivos de la Historia desde el punto de vista del cuidado del medio ambiente. Nuestro planeta se ha degradado de un modo tremendo en los últimos años y eso nos ha obligado a tomar decisiones al respecto. Desde luego, no es para menos. Necesitábamos un cambio, sobre todo, en los hábitos de consumo y en los materiales que usábamos para cambiarlos. Y eso es precisamente lo que ha venido ocurriendo de un tiempo a esta parte. Estamos transformando muchas de nuestras acciones para conseguir un planeta mejor y, poco a poco, vamos dando pasos para ello.

Una de las necesidades más grandes pasaba por eliminar el plástico de un solo uso. Y esa es precisamente una de las acciones que se han venido implementando en los últimos años con legislaciones que, por ejemplo, han eliminado las bolsas de plástico de un solo uso en supermercados y demás empresas en las que eran habituales. Esta era una de las grandes necesidades que ya se han venido transformando. Aunque es un logro haberlo conseguido, no podemos quedarnos ahí: necesitamos seguir creciendo en otros ámbitos para darle a la Tierra una oportunidad para la supervivencia.

Una noticia publicada en el portal web de El Confidencial informaba de cuáles son los envases del futuro que estamos ya utilizando. Los envases que usamos ahora pesan menos, son más útiles para aquellas personas que los usan y están hechos con materiales reciclados. No en vano, los envases de las botellas de agua, de yogur o las mismísimas latas de aluminio pesan entre un 18% y un 21% menos. Desde luego, no cabe la menor duda de que esto está teniendo una incidencia muy positiva en lo que respecta al cuidado del entorno en el que el ser humano vive y busca ser feliz.

Hay un dato que pone de manifiesto que nos hemos empezado a tomar muy en serio todo lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente. Es un dato publicado por la página web interempresas.net y que asegura que se está manteniendo una tendencia positiva en la industria de bioplásticos, una tendencia que se mantiene estable y que, desde luego, está haciendo posible que decrezca la degradación de nuestro entorno. Sin lugar a dudas, esta es una buena noticia que tenemos que prolongar por los siglos de los siglos. La calidad de nuestra vida depende de ello.

El plástico biodegradable se ha convertido en una alternativa ideal para luchar contra la degradación de nuestro medio ambiente y la escasez de recursos naturales que ha caracterizado a la Tierra en los últimos años. Los profesionales de Bioplásticos Alhambra han dado buena cuenta de ello, asegurándonos en una reunión reciente que son cada vez más las entidades que contactan con ellos con el fin de obtener bolsas de plástico biodegradable para dejar de lado el plástico de un solo uso. Proporcionar este tipo de materiales biodegradables es realmente útil para ganar la guerra a la degradación del planeta.

Todos y todas debemos implicarnos

La implicación por parte de todos los actores de la sociedad en este tema ha de ser real. A todos y todas nos afecta que nuestro entorno se haya degradado en los últimos años y tenemos en nuestra mano mejorar los registros que hasta ahora se han ido produciendo. Hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, empresas, instituciones públicas… Todo el mundo tiene cabida en una lucha como esta y no cabe duda de que debemos hacer todavía mucho para terminar de darle la vuelta a la tortilla y cambiar definitivamente las cosas.

Por suerte, todos y cada uno de esos grupos está contribuyendo de un modo importante a la mejora de la sostenibilidad de nuestro planeta, aunque solo sea por mejorar su imagen personal o institucional. El caso es que estamos dando pasos, algo que agradecemos y valoramos. Pero hay que tener en cuenta que tiene que aumentar la velocidad a la que nos implicamos, porque la Tierra está en una situación crítica y todavía tenemos mucho que mejorar para que salga de esa especie de UCI en la que lleva metida ya unas cuantas décadas. Y es que nos dimos cuenta tarde de la urgencia con la que debía ser intervenida.

Queda mucho por hacer y cualquier ayuda es poca. Precisamente por eso, se necesitan más manos y muchas más ideas. Esperamos que, dentro de muy poco, podamos decir que estamos operando a una mayor velocidad por nuestra Tierra y todo lo que está relacionado con su protección. Creemos que sería la mejor manera de agradecer todo lo que nos ha dado desde hace miles de años. Es lo mínimo que podemos hacer para saldar esa deuda que tenemos con ella.

 

 

 

Salud bucodental y belleza tienen mucho que ver

Existen múltiples maneras de cuidar de nuestra belleza, pero ninguna de ellas valdría de nada si no pusiéramos todo nuestro empeño en conseguir mejorar la imagen de nuestra sonrisa, un aspecto que todos los expertos en belleza consideran clave a la hora de exponer nuestros mejores atributos de cara a la gente con la que nos relacionamos. Está claro que el asunto concerniente a la belleza es uno de los que más preocupa a hombres y mujeres en la sociedad en la que estamos. No es para menos. Sin cuidar de nuestra imagen, no podemos prosperar demasiado en pleno 2021.

¿Está relacionada esa tesitura con el aumento del número de veces que visitamos al dentista en un año y con el aumento de las personas que, después de manifestar tener miedo al hecho de acudir a una clínica dental, ha decidido vencer ese miedo y citarse con su dentista? Obviamente, sí que existe una relación entre estos puntos. Los propios dentistas lo han confirmado en infinidad de ocasiones. Unos dientes blancos son, desde luego, una de las mejores maneras de presentarnos ante amigos, compañeros, familiares y, por qué no decirlo, también ante esas personas con las que queremos una relación.

Si atendemos a los puntos que se destacan en el artículo que a continuación os enlazamos y que pertenece al portal web Statista, nos daremos cuenta de que ha crecido el porcentaje de gente que visita al dentista, al menos, cada tres veces y el que hace referencia a quienes visitan a su profesional de confianza una vez al año. Por otro lado, ha bajado el porcentaje de todas aquellas personas que visitan al dentista con menor frecuencia. Como veis, es evidente que todos los indicadores giran a favor del cuidado de nuestros dientes. Y esa es una noticia excelente para la población española, castigada tradicionalmente por un mal estado de salud bucodental.

Eso sí: no vayáis a pensar que todo está siendo positivo en lo que respecta a nuestra salud dental. Y es que una noticia publicada en la página web de El Dentista Moderno indicaba que, aunque los españoles y las españolas hemos mejorado en lo que tiene que ver con frecuencia de visita al dentista, seguimos suspendiendo en materia de higiene dental. Y ese es un problema del que conviene salir cuanto antes. Es preocupante y debemos poner todos los medios a nuestro alcance para intentar darle carpetazo a este problemas más pronto que tarde.

La salud dental es una condición que podríamos catalogar como de obligado cumplimiento para todas aquellas personas que intenten potenciar su belleza. Podemos tener todos los atributos que la sociedad catalogue como claves para la belleza (un cuerpo fino y fibroso, un pelo bien cuidado, un olor estupendo, o unos ojos preciosos) que, si nos falla la sonrisa, nos vamos a quedar rezagados y rezagadas en materia de belleza. Por eso, hay mucha gente interesada en el cuidado de su boca a día de hoy. Nos lo cuentan desde la clínica dental Carrilet 100, cuyos clientes y clientas tienen el objetivo primordial, según los profesionales de la entidad, de modificar, para bien, el aspecto de su rostro.

Uno de los elementos comunes de belleza entre hombres y mujeres 

Normalmente, los cánones de belleza entre hombres y mujeres han sido diferentes porque son diferentes las zonas del cuerpo que se tienen en consideración a la hora de determinar el grado de belleza de unos y las otras. En ellos, la musculatura en los brazos, la espalda y la barba son aspectos esenciales, mientras que en ellas siempre se ha considerado de mayor interés los senos, el pelo o la cadera. Esto evidentemente no es justo y ha tenido claras connotaciones sexistas.

La sonrisa es un elemento de belleza común a hombres y mujeres. Es valorada por parte de todo el mundo a la hora de determinar si la persona que tenemos enfrente nos interesa o no. Y este es el principal motivo por el cual sigue y va a seguir creciendo la cantidad de personas que la tienen en consideración cuando intentan ganar enteros en lo que a belleza se refiere. No nos extraña en absoluto que así vaya a ser. Lo que sería extraño y al mismo tiempo preocupante es que nadie o muy poca gente tuviera en cuenta el valor tan grande que tiene una sonrisa blanca y cuidada.

Está sonrisa está considerada como uno de los atributos de belleza más importantes en prácticamente todas las culturas, y eso es algo que casi ninguna otra zona del cuerpo puede conseguir. Por tanto, el mejor consejo que os podemos dar en materia de belleza, y que también os servirá lo que a salud se refiere, es que cuidéis de vuestra sonrisa. Pocos tesoros habrá más grandes que este.

 

Disfrazarse: una tradición que no hemos perdido ni siquiera durante la pandemia

Disfrutar de nuestro tiempo de ocio es la mejor manera de ser felices. Esto es algo que todos y todas damos por sabido y que consideramos básico para entender la vida moderna. Todo lo que hacemos, ya sea en materia laboral o personal, lo hacemos con el firme objetivo de conseguir una mejora económica que nos pueda proporcionar más ventajas o posibilidades para disfrutar de nuestro tiempo libre. Y, aunque muchas veces no es fácil ser feliz incluso estando fuera del trabajo, lo cierto es que podemos decir que hay mucha gente que sí lo es. Menos mal.

Hay muchas maneras de ser feliz en esta vida. Y cada una variará en función de los gustos de cada cual. Pero sí que es cierto que hay maneras que parecen más compartidas a la hora de conseguir este objetivo. Una de ellas es la que tiene que ver con disfrazarse. Tanto es así que ya hay muchas personas que aprovechan cualquier excusa para hacerlo. No hace falta que sea Carnaval o Halloween. Prácticamente vale con que nos encontremos celebrando un cumpleaños. ¿No es genial? A muchas personas sí que se lo parece.

Una noticia que fue publicada en la página web oficial de El Español, en concreto perteneciente a su sección Crónica Global, indicaba cuáles son los motivos por los que se disfraza la gente. Se apunta en dicha noticia que, en un principio, se utilizaba el disfraz para pasar desapercibido entre la gente mientras se cometían todo tipo de desmadres. Con el paso de los años, hubo otros motivos por los cuales se empezó a disfrazar la gente: por miedo o por honor a los muertos. La verdad es que disfrazarse empezó a ser algo muy habitual antes incluso de que empezara a realizarse por una simple cuestión de ocio.

Otra página web, en este caso la de la RACE, indicaba algunos asuntos relativos a la tradición de los carnavales en un país como el nuestro. Lo que es evidente es que el origen de un asunto como este es algo que se remonta a muchos años atrás y que, desde luego, va a seguir siendo algo inherente a la propia cultura española durante muchos años más. Por algo tenemos algunos de los carnavales más representativos de todo el mundo (Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife o Cádiz, entre otros muchos).

Cada vez son más las personas que, con el fin de disfrutar de su tiempo de ocio, deciden disfrazarse. Ha sido una constante incluso durante los meses más duros de la pandemia. La gente ama disfrazarse en España y eso es algo que, a pesar de las circunstancias, no ha caído en el ostracismo según nos han indicado desde Ideal Fiestas. Además, es algo que se ha mantenido tanto en adultos como en niños. Desde luego, hablamos de una de las mejores maneras de garantizar nuestra felicidad incluso a pesar de las circunstancias tan excepcionales y tan extrañas que nos rodean.

Una manera de combatir las penas

Más allá de todo lo que tiene que ver con los beneficios sociales que tiene para los niños y niñas disfrazarse, esta es una de las mejores maneras de seguir manteniendo la felicidad y la alegría a pesar de que sigue sin haber muchos motivos para hacerlo. Estamos en un momento difícil y que, en efecto, requiere de nuestras mejores formas para combatir los problemas. Disfrazarse es un método que está recomendado por parte de todos los psicólogos y expertos en pedagogía para superar una situación tan difícil como la que venimos pasando.

Durante el Halloween del año pasado y el Carnaval de este año, que ya han estado caracterizados por la pandemia del coronavirus, hemos podido ver cómo ha habido muchas reuniones virtuales en las que personas de todo tipo se han seguido disfrazando. Esta es una de las mejores noticias que hemos podido recibir en los últimos meses, porque desde luego nos indica que el ser humano sigue buscando (y encontrando) maneras para disfrutar incluso en las peores circunstancias, circunstancias en las que nadie hubiera esperado encontrarse hasta hace tan solo unos meses.

Queda poco para que toda esta pesadilla desaparezca por siempre de nuestras vidas. Por suerte, hemos encontrado rápidamente una vacuna que ya está causando buenos efectos en nuestra sociedad. Por lo tanto, podemos asegurar que, de aquí a unos meses, serán prácticamente todas las personas las que estén vacunadas y que, por ende, estén a salvo de todo lo que tiene que ver con el virus. Es lo que estamos deseando: volver a salir, volver a disfrazarnos con los nuestros, pero sin la necesidad de que haya una pantalla delante. Sería la mejor de las noticias para todos y cada uno de nosotros.